raul soto diputado

4% de cotización adicional: Diputado Soto acusa al Gobierno de «vender humo» en indicación sobre ente estatal

Tras semanas de espera, dos fueron las indicaciones del proyecto de pensiones presentadas por el Ejecutivo a la Comisión de Trabajo, una de ellas y la más polémica, es la del ente estatal que sería el encargado de administrar el 4% de cotización adicional, que a juicio del diputado Raúl Soto, es un «engaño» que se venía anunciando desde la cuenta pública presidencial.

«El Gobierno está tratando de pasar gato por liebre», acusó el parlamentario, quien explicó que «este no es el ente público que pedíamos desde la oposición para poder administrar la totalidad del 4% adicional, con una gestión directa del órgano estatal y bajo un prisma de solidaridad, sino que simplemente se va a encargar de tercerizar las carteras en su administración y gestión a privados que lo van a hacer bajo una lógica individualista, porque la lógica de estos recursos va a ir sin duda alguna, a las cuentas individuales y no a la solidaridad».

Ya lo había anunciado durante la cuenta pública, cuando el propio presidente Piñera, señaló que no sería un ente estatal quien gestionaría el 4% adicional, por lo que esta vez considera que nuevamente «el Gobierno nos da la razón», lo que ha hecho hoy «no es más que una campaña para consolidar y legitimar el negocio de empresas privadas, con los ahorros previsionales de los trabajadores y trabajadores de nuestro país, a través de la propuesta de un consejo público autónomo, cuyas únicas funciones van a ser las de fijar criterios respecto a cómo se van a administrar y gestionar estos ahorros previsionales del 4% de cotización adicional y licitar estas carteras a la administración, gestión e inversión por parte de terceros que van a ser evidentemente empresas privadas, ya sean AFP, u otros privados que considera ya el proyecto, como las cajas de compensación, las compañías de seguro y la banca privada, en ese sentido, esto es una pantalla, un maquillaje al actual sistema».

Asimismo, Soto afirmó que una vez más, el Gobierno da cuenta de su falta de «compromiso con el proyecto de reforma previsional», ya que «no está actuando de buena fe, está incumpliendo una y otra vez su palabra y eso en definitiva da cuenta también de que los sectores de la oposición que se han mostrado más proclives a alcanzar los acuerdos, tienen que empezar a dudar mucho más y exigir muchas más garantías».