Promociones y ofertas

Columna-de-Opinion


Mauricio Retamal director regional SernacCon el término de una estación, en este caso del verano, es habitual que el comercio inicie las denominadas promociones, cuyo propósito principal es agotar el stock y modificar la oferta para la nueva temporada.

En este sentido, es importante recordar que, en época de liquidaciones, promociones u ofertas, los consumidores tienen los mismos derechos que si realizaran la compra en un período normal.

Frente a cualquier promoción u oferta los consumidores tienen derecho a recibir claramente la información sobre el tiempo de duración, así como las condiciones y restricciones relevantes.

Las empresas no pueden desentenderse de esta obligación sólo por decir “bases ante notario” ni “hasta agotar stock”, sin detallar el número de productos en promoción.

Los consumidores tienen derecho a que se cumpla todo lo prometido por las empresas en la publicidad y que, por ejemplo, si se ofrecen productos “2×1” se respete y se explique claramente el alcance de la oferta para no inducir a error.

En época de liquidaciones, es habitual también que muchas promociones ofrezcan un regalo adicional. En caso de salir malo, este producto tiene derecho a la garantía en los mismos términos de que se tratara de un producto comprado individualmente.

Por otro lado, si el producto adquirido a un precio más conveniente sale defectuoso, el consumidor tiene derecho a la garantía legal que implica el cambio, la reparación o la devolución de lo pagado durante los tres meses primeros meses de la compra.

Sólo los productos usados o refaccionados no tienen garantía, siempre que se informe esa condición. Pero de todas maneras el consumidor tendrá el derecho a recibir productos de calidad que sean aptos para su uso.

En el caso que una promoción u oferta se publicite a través de insertos, revistas o a través de internet, es importante recalcar que todo lo que allí se promete debe ser cumplido, ya que se considera parte del contrato.

No obstante, ante cualquier promoción u oferta es relevante que los consumidores tengan una actitud crítica y no dejarse llevar por promesas demasiado buenas para ser verdad ni aceptarlas sólo por los regalos asociados.

A su vez, las empresas deben ser profesionales y responsables con respecto a la publicidad que entregan y responder cuando se producen errores.

En caso que estos derechos no sean respetados, los consumidores pueden acudir al SERNAC a través de www.sernac.cl o llamando gratuitamente desde teléfonos fijos o celulares al 800 700 100.

Mauricio Retamal
Director regional del Sernac O´Higgins