Proyecto busca optimizar el uso hídrico y energético en la producción de arándanos

Proyecto busca optimizar el uso hídrico y energético en la producción de arándanos

Desde el año 2017 que un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, se encuentran trabajando en la Región de O´Higgins en el proyecto “Transferencia innovación y optimización de riego en arándanos”, iniciativa que busca mejorar la competitividad del rubro y que es financiada por el Gobierno Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad.

Como forma de mostrar los avances del proyecto, la semana pasada se realizó un “Día de campo” en el Liceo Agrícola El Carmen de San Fernando, donde los investigadores dieron a conocer el plan de trabajo que implementaron en predios de las provincias de Colchagua y Cardenal Caro, además de presentar los principales resultados y datos extraídos hasta la fecha. Posteriormente se realizó una réplica de este “Día de campo” en Marchigüe, en la provincia de Cardenal Caro. En ambos casos, el público objetivo fue productores y alumnos de escuelas agrícolas de la zona, de manera de difundir la información de forma transversal.

“Hemos determinado que se ha generado un ahorro en caudales de riego de un 25% y energía asociada a ese caudal. También se obtuvieron resultados interesantes en los experimentos de mejora de fertilidad física del suelo, que esperamos que en esta temporada se empiecen a expresar en las plantas”, señaló José Ignacio Covarrubias, ingeniero agrónomo y coordinador jefe de la iniciativa.

El Liceo Agrícola El Carmen fue uno de los lugares escogidos para desarrollar los ensayos de este proyecto. Claudio Asenjo, jefe de producción del recinto, cuenta como ha sido la experiencia. “Acá tenemos un módulo donde se están evaluando aplicaciones de enmienda desde el año pasado, así es que estamos apoyándolos para que podamos tener buenos resultados”, dice. Y recalca que “el modelo educativo que tenemos en la escuela considera que los jóvenes participen del proceso productivo, o sea, aprender haciendo, ellos están siempre participando de todo lo que hacemos en el campo y para nosotros es muy importante estar vinculados con las empresas y universidades porque creemos que es la forma de lograr los aprendizajes en nuestros alumnos”.

Isaac Palma fue uno de los alumnos que participó en el encuentro. “Me parece muy bien y beneficioso que hayamos podido participar en esta actividad. Aprendimos, por ejemplo, a cómo optimizar el riego, temas que además estamos estudiando en clases. A futuro me gustaría especializarme en algún área de la agricultura y aplicar todo lo que aprendido”.

Telemetría: tecnología para estudiar el riego
El cambio climático está afectando directamente a la agricultura chilena debido al aumento de sequías y heladas. Año a año la disponibilidad de agua de riego disminuye, comprometiendo el éxito de una importante superficie agrícola del país, lo que ha generado la urgencia de implementar nuevas tecnologías para mejorar el manejo y optimización del preciado recurso hídrico.

A este panorama climático también se suman otras problemáticas que muchas veces no tienen una solución rápida ni directa y que provocan una merma importante en la producción: precipitaciones en plena cosecha, heladas, paros portuarios, aparición de plagas, entre otras.

Pese a este panorama, Chile sigue siendo el primer país exportador de arándanos del hemisferio sur y el segundo en el mundo. Sólo en la Sexta Región- según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura (Minagri)- durante el 2015, la superficie de arándanos plantados era de 972 hectáreas.

Por estos motivos el proyecto que lidera la Universidad de Chile cobra un real sentido, ya que el hecho de optimizar la calidad y condición de los arándanos permitirá a los pequeños y medianos productores de este rubro, obtener mejores ingresos económicos.

Para lograr ese objetivo el proyecto consideró la instalación de sondas de capacitancia con telemetría para evaluar y estudiar el riego. Estos modernos sensores miden el contenido de agua en tiempo real y le permite al agricultor saber desde sus casas cuándo y cuánto regar. El plan además cuenta con el apoyo de un grupo de profesionales que están capacitando a los productores para el uso eficiente de esta herramienta.

Pablo Navarro, representante de una cooperativa de berries de la comuna de Chimbarongo, es uno de los productores beneficiados. “Tengo plantaciones de arándanos y frambuesas en el sector de San Juan de la Sierra. Este año implementamos la telemetría para ver el sistema de riego y poder hacerlo más eficiente, lo que además permite bajar el costo final del producto. En general, todos los productores estamos teniendo muy buenos resultados”, asegura.

Este proyecto tiene una duración de dos años y medio y beneficia a 36 productores de la región. Durante 2017 y 2018 ya se realizó el proceso de experimentación y actualmente los investigadores se preparan para iniciar una próxima temporada que concluirá a mediados de 2019.