Realizan encuentro de Integración y Bienvenida del Programa Calle

Realizan encuentro de Integración y Bienvenida del Programa Calle

Personas en situación de calle de las comunas de Malloa, Santa Cruz, San Vicente de Tagua-Tagua y San Fernando participaron del Encuentro de Integración y Bienvenida del Programa Calle, oportunidad donde los participantes de la versión 2017, recibieron a quienes se suman a la nueva versión del Programa del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, y que en la Región, se ejecuta entre la Seremía de Desarrollo Social y la Fundación Caritas.

El evento se llevó a cabo en el centro de eventos Rigoletto de la comuna de San Fernando y participó la seremi de Desarrollo Social, Mónica Toro, directorio de Fundación Caritas, directores de Desarrollo Comunitario, Didecos, de las comunas de San Fernando y Malloa, funcionarios del Senda y de la Gobernación de Colchagua.

En la oportunidad, la seremi agradeció a los presentes porque “con este Programa Calle, ustedes nos han dejado entrar en sus vidas. Ustedes, aceptando esta invitación, nos están diciendo que quieren salir adelante en sus vidas, que pese a la adversidad, quieren cambios, y eso a nosotros nos llena de alegría y orgullo. Los invito a seguir comprometidos con el Programa para que salgan de esta situación, y vuelvan a vincularse con sus familias, con la sociedad, y aprovechen las herramientas que como Gobierno y Fundación Caritas les estamos entregando”.

Jenifer Rodríguez, es participante de la versión 2017 del Programa, y comenta que gracias al Programa Calle “he podido salir adelante en la vida. Estuve varios años durmiendo en la calle, en carpas, y gracias al Programa he podido cambiar totalmente mi vida. Hoy tengo mi casa, estoy estudiando, y haciendo cosas que nunca pensé que iba a hacer. Estoy muy contenta así que muchas gracias”.

El Programa Calle busca contribuir a mejorar las condiciones biopsicosocial que permitan superar la situación de calle de sus participantes, promoviendo el desarrollo y fortalecimiento de recursos y capacidades que le permitan alcanzar y sostener mejores condiciones de vida. Desarrolla una intervención psicosocial y socio-laboral durante 24 meses, en las comunas de Rancagua, Rengo, Requinoa, Graneros, San Vicente, San Fernando, Santa Cruz, y Malloa, para beneficiar a 50 personas en situación de calle.