Resguardando el derecho a la educación de un grupo históricamente vulnerado

Resguardando el derecho a la educación de un grupo históricamente vulnerado

Promover una escuela inclusiva, que reconozca a todos sus miembros como sujetos de derecho bajo principios de igualdad y no discriminación, donde se valore día a día la diversidad de características, experiencias y capacidades de los estudiantes de otros países, es uno de los objetivos centrales de la Mesa de Coordinación Migrante (MCM), espacio en el cual se revisan y definen políticas y programas que permiten resguardar el derecho a la educación de este grupo históricamente vulnerado.

La semana pasada, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firmó con Haití un convenio para el reconocimiento de estudios de los niveles de enseñanza básica y media, promoviendo así el desarrollo educativo e integral que viene a complementar el acuerdo ya suscrito en octubre de 1984, que establece la cooperación científica y técnica entre ambos países. Gracias a esta iniciativa, los haitianos que lleguen a Chile podrán validar sus certificados de estudios ya cursados en su país, permitiéndoles la facilitación del proceso de postulación a un empleo, como también la continuidad de estudios en la educación superior.

“Este acuerdo es un claro ejemplo de que el Gobierno, y en especial el Ministerio de Educación, está trabajando en garantizar el derecho a la educación e inclusión de las niñas, niños y adolescentes migrantes, respetando los principios de igualdad y no discriminación”, indicó el seremi de Educación de la Región de O’Higgins, Hernán Castro, destacando los avances en la materia, a través de la Mesa de Coordinación Migrante, que preside en la provincia de Cachapoal, la gobernadora Mirenchu Beitia.

Añadió Hernán Castro que hasta ahora, “los haitianos que llegaban a Chile, no podían certificar sus estudios, complicando el acceso al sector laboral, por lo que estaban sujetos a cursarlos nuevamente, y la gran mayoría lo hacía en modalidad de adultos”.

Asimismo, el secretario regional puntualizó que “la firma de este convenio viene a complementar la implementación del Identificador Provisorio Escolar (IPE) para estudiantes migrantes, impulsado por el Ministerio de Educación en el 2016 en reemplazo del denominado “RUT 100”, para facilitar el proceso de matrícula y el acceso a beneficios para dichos estudiantes”.

Por su parte, la gobernadora de Cachapoal, Mirenchu Beitia, se refirió a la importancia de este convenio, sosteniendo que “la Presidenta Michelle Bachelet, a través de este convenio de reconocimiento de estudios básicos y medios de los inmigrantes haitianos, está reforzando el trabajo que se ha realizado desde su primer Gobierno en materia de integración y derechos humanos, lo cual está en sintonía con el trabajo que realizamos como Gobernación, donde no solo nos hemos preocupado del tema de visas sino también de la integración social”.

La Gobernadora agregó que “en los últimos años tenemos inmigrantes que llegan por problemas sociales y en ese sentido el convenio permitirá integrarlos y ayudarlos a tener una mejor calidad de vida, acogiéndolos y otorgándoles las oportunidades que ellos merecen como personas”.