Salud Machalí celebra la navidad desarrollando circuito de actividad física

Salud Machalí celebra la navidad desarrollando circuito de actividad física

El propósito de la actividad realizada en la Plaza de Armas de Machalí, fue promover estilos de vida saludables en preescolares, docentes y apoderados pertenecientes al Jardín Infantil Tía Mirella, a través de un circuito de actividad física saludable. Además se aprovechó la instancia educativa para celebrar la época navideña, incentivando el buen uso de la bicicleta para tener una buena salud.

José Miguel Urrutia, alcalde de Machalí destacó el objetivo del evento, diciendo que “la actividad desarrollada fue muy positiva para niños, padres y docentes del Jardín Infantil Tía Mireya, porque el mensaje preventivo que entregó el equipo de Salud Machalí, se recibió de buena manera, claro ejemplo de ello, fue la participación y motivación de los asistentes. Es importante señalar que en estas actividades de navidad y fin de año, además de lo material, se transmitan mensajes saludables como la importancia de la realización de actividad  y la alimentación saludable en la etapa escolar”.

En esta misma línea, la Educadora de Párvulos Judith Durana, encargada del Programa Promoción de la Salud de Machalí, expresó que “por medio de actividades lúdicas como circuito de actividad física para prescolares, podemos concientizar desde temprana edad a nuestros niños y sus familiares en la importancia de adquirir hábitos saludables, por lo tanto estas acciones, no sólo son de entretención, también sirven para educar.”

Preescolares, docentes y apoderados del Jardín Infantil Tía Mireya, lograron recrearse y compartir en el evento de Salud Machalí, en diferentes etapas; en primer lugar se desarrolló un circuito de actividad física con múltiples juegos y maquinas saludables para preescolares, posteriormente se realizó una carrera de bicicletas en donde lo más importante no era ganar, sino compartir y llegar a la meta. Finalmente los pequeños y sus apoderados, compartieron con el “viejito pascuero”, en donde los asistente recibieron un simbólico presente que promovía el reciclaje.