Salud Mental

Entrevistas


Hospital de Pichidegua y Atención Primaria abordan problemáticas de salud mental

salud mental pichidegua

En jornada online a cargo del terapeuta ocupacional Eduardo Ahumada y el psicólogo Juan Pablo Soto, el 29 de septiembre, 2021 en   el Hospital de Pichidegua, de la Región de O’Higgins.

Dieron a conocer las principales líneas de trabajo adoptadas por los equipos de salud de Pichidegua, tanto del hospital como de la salud municipal, fue parte de una jornada informativa y participativa desarrollada por ambos organismos, enfocada específicamente a la salud mental.

salud mental pichideguaRespecto a la presentación, que estuvo a cargo del terapeuta ocupacional Eduardo Ahumada y el psicólogo del Departamento de Salud  Municipal, Juan Pablo Soto, se indicó que “como Hospital Comunitario y en conjunto con el equipo del Departamento de Salud estamos trabajando para abordar este gran problema de salud mental que aqueja a nuestros habitantes y vecinos  de la comuna, dado el contexto que se está viviendo a nivel local, nacional y mundial, donde se  ha evidenciado un aumento considerable en la atención  psicológica durante estos duros meses provocados por  los efectos de la crisis sanitaria por COVID-19”, señaló el director del Hospital, Dr. Óscar González.

Durante la jornada se expusieron temas en relación a salud mental, y un claro ejemplo de ello fue lo presentado por el terapeuta ocupacional Eduardo Ahumada, quién expuso acerca de Ergoterapias, a través de técnicas que tienen por objeto ayudar a personas con trastornos corporales, cognitivos y psíquicos, con trabajos manuales y plásticos, juegos de movimiento y distintas actividades cotidianas. Durante la jornada, realizada online, el profesional explicó la técnica y  la elaboración y tejido de mandalas.

Finalmente, el psicólogo Juan Pablo Soto, abordó la situación de salud mental y cómo cambió la forma de vivir de las personas. Además, durante su presentación, el profesional entregó prácticos consejos para validar las emociones, experimentar y compartir el dolor, aprender a comunicar y pedir ayuda, conocer la salud física – mental y reconocer el círculo cercano para un buen bienestar.


¿Cuánto conoces de tus emociones?

emociones

Psicóloga y docente de Santo Tomás Rancagua entrega estrategias para el autoconocimiento que van en directo beneficio de nuestro bienestar emocional.

“En un mundo en el que aparentemente predomina la razón, la emoción se encuentra en el origen de muchas de nuestras enfermedades y de la gran mayoría de las dificultades en la relación con los demás, el mundo y yo”. La frase anterior, del doctor Karmelo Biskarra, hace referencia a la importancia de las emociones en nuestras vidas, a tomar conciencia que los estados emocionales se relacionan con la salud y con el bienestar, entendiendo bienestar como estar-bien, sentirse bien, tanto física y emocionalmente.

julia soto educacion santo tomas rancagua

Julia Soto, psicóloga y docente de las carreras el área Educación en Santo Tomás Rancagua

Pero ¿cómo logramos nuestro bienestar emocional? Julia Soto González, psicóloga y docente de las carreras el área Educación en Santo Tomás Rancagua explica que esto se logra a través del autoconocimiento: “El proceso de conocerse a uno mismo está totalmente relacionado con el desarrollo personal, con la capacidad de introspección que tiene una persona de reconocerse como individuo y también para diferenciarse de los demás”.

“Los tiempos actuales de confinamiento han venido a demostrar la importancia del autoconocimiento, ya que encontramos niños y adolescentes que no saben cómo expresar lo que sienten, lo que les sucede, generando ansiedad, angustia, aburrimiento, desesperanza, miedo, incertidumbre y desmotivación”, explica la psicóloga.

Existen diversas estrategias para poder ir desarrollando el autoconocimiento, y la experta nos indica dos de ellas, para las cuales sólo necesitamos una hoja y un lápiz. “Los motivo a dejar 10 minutos de este día y poder realizar una de estas actividades, la mejor inversión de nuestra vida, somos nosotros mismos”, invita la académica.

La primera es la auto y co-evaluación de la inteligencia emocional. Es fundamental comprender que todo proceso de desarrollo personal se debe partir del conocimiento profundo sobre sí mismo, lo cual implica desarrollar la atención consciente y la reflexión. Para realizar esta actividad se pueden responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo me veo a mí mismo en el manejo de mis emociones? Esta pregunta se podría responder realizando lo siguiente: Si tuvieras un espejo en el cual puedes verte en un día común, tomando en cuenta como has reaccionado a los acontecimientos de ese día en particular ¿cuáles serían las emociones que más te identifican? Escríbelas.
  • ¿Cómo valoro mis habilidades emocionales en las relaciones con las otras personas? Para responder a esta pregunta se puede escribir un listado con ocho fortalezas o características positivas que poseo.
  • ¿Cómo me ve mi familia en el manejo de mis emociones y en las relaciones sociales? Para esto se puede pedir la opinión a los miembros del grupo familiar, si no se pregunta de manera directa, se puede realizar como una actividad familiar, escribiendo las preguntas en una hoja, por ejemplo: una pregunta a los padres, hermanos, abuelos, etc., preguntas como ¿Creen que expreso y manejo mis emociones? ¿cómo me relaciono con los demás?
  • ¿Cómo me ven mis amigos en el manejo de mis emociones y en las relaciones sociales? Para esto preguntamos a nuestros amigos, siguiendo las preguntas del punto anterior.

Estas preguntas nos ayudarán a conocer desde el ámbito individual, familiar y social, la percepción que tenemos y tienen de nosotros en estos aspectos.  Esta actividad es muy valiosa, ya que estamos acostumbrados a identificar lo negativo de nosotros, más que lo positivo como nuestras fortalezas.

Julia Soto de Santo Tomás Rancagua sugiere una segunda actividad: la bitácora emocional. “Desde un enfoque narrativo se debe tomar en cuenta que cada vida, cada experiencia es una historia. Ésta es una estrategia que consiste en registrar nuestras emociones en un papel, computador u otro medio”, señala la académica y explica que ayuda a reflexionar, a recordar situaciones vivenciales, a tomar conciencia de nuestras sensaciones e identificar nuestras emociones. Entre las actividades recomendadas están oír una canción y poner atención a cómo reacciona nuestro cuerpo, hacer un ejercicio de respiración, de visualización o la reflexión.


Programa Salud Mental del Hospital de Chimbarongo: cómo han afrontado el cuidado de esta área en la comunidad usuaria

natalia lara vera hospital chimbarongo

Natalia Lara Vera

Durante el transcurso de la pandemia, uno de los temas que ha sido abordado por los centros asistenciales es la salud mental. Hospital de Mercedes Chimbarongo cuenta con su programa para tratamiento de este tipo de patologías que, sin lugar a dudas, ha tenido un alza durante esta alerta sanitaria.

La Dra. Natalia Lara Vera, médica jefe del Programa de Salud Mental del hospital chimbaronguino, entregó detalles de cómo ella, junto su equipo de trabajo, han debido afrontar este tipo de patologías en pandemia, “desde marzo de 2020, vimos un aumento considerable en la consulta. En un principio, por las condiciones que estaba inserta la población como las restricciones de movilidad, generando estrés y ansiedad como principales causas, más las condicionantes sociales como la pérdida del trabajo, o el teletrabajo, se acentuaban”.

“Hoy, a más de un año y medio desde que comenzó esta alerta sanitaria, vemos que al igual que en distintas partes del mundo, existe lo que se denomina “Fatiga Pandémica”, que es esta sensación de cansancio de estar en la misma rutina, sin contacto físico, haciendo parte las medidas de autocuidado, como el uso de mascarilla, la higiene de manos y el distanciamiento social, en un estado de permanente estrés de evitar el contagio o simplemente por la pérdida del trabajo o inestabilidad laboral. Generando problemas de salud mental en la población”, complementó la profesional.

Secuelas en pacientes que se contagiaron
La doctora agregó que “existe otro grupo de personas que durante esta pandemia se vieron afectadas directamente por el COVID-19 tras contagiarse, ya que generaron una secuela que ha sido denominada “COVID largo”, que desde el punto de vista psicológico del paciente, desarrollaron desde trastornos de estrés postraumático, depresión, ansiedad o simplemente síntomas que no alcanzan a ser una patología de salud mental, pero que si alteran la función de no querer contagiarse nuevamente, o perder un familiar por esta enfermedad”.

En este último punto, en Chimbarongo al igual que el resto de las comunas del país, tuvo ciudadanos que se contagiaron por COVID-19 y que se recuperaron. El trabajo posterior que desarrolló el Programa de Salud Mental del Hospital de Mercedes en cada uno de ellos fue arduo, sin dejar nada al azar, “nuestro programa trabajó en conjunto con el comité epidemiológico comunal. En el seguimiento de los casos, dentro del set de preguntas, podíamos conocer su estado psicológico y cuando se pesquisaba a un paciente que agudizaba sus alteraciones como estrés, ansiedad o depresión. Nos contactaban a nosotros donde desarrollábamos atenciones remotas”.

“La mayoría de esos pacientes, después de resuelta la enfermedad del COVID, se adaptaban, pero varios quedaban con secuelas psicológicas que podían transformarse en patologías severas como depresión o ansiedad, que es lo que nosotros como equipo aún seguimos controlando, donde incluso, algunos requieren tratamiento farmacológico para manejar mejor esos síntomas. Realizamos psicoterapia y acompañamiento; en un trabajo sistemático de nuestro equipo, con el apoyo de todos los profesionales clínicos del hospital”, sostuvo la funcionaria.

Prestaciones de salud mental
Actualmente, existe una baja considerable de casos nuevos y activos en Chimbarongo, pero la pandemia continua, por tanto, la Dra. Lara menciona cómo poder acceder a la cartera de prestaciones del programa de Salud Mental, explicando que “nosotros trabajamos bajo el sistema de demanda espontánea, donde las psicólogas de los sectores verde y azul del policlínico tienen un completo detalle de quienes requieren un tratamiento por salud mental”.

“Generalmente, para optar a la atención, el primer paso es agendar una hora en su respectivo SOME con la profesional. Existe una alta demanda, pero todo se coordina. Sin embargo, si llegamos a tener personas descompensadas, se puede generar la hora caso a caso. Además, si un médico u otro profesional pesquisa un problema asociado a salud mental en su paciente, lo derivan con nosotros al programa de salud mental. Y en casos extremos, el ingreso puede ser a través del Servicio de Urgencia, quienes realizan la derivación a las psicólogas correspondientes”, aclara la jefatura.

Consejo en estos días de pandemia
Por último, existen muchas formas para cuidar la salud mental en este momento de la pandemia, tal como señaló la doctora Lara, “en primer lugar hay que tener una buena alimentación. Se suma el ejercicio que hoy día se puede desarrollar en fase 4 en la comuna y que no tan solo sirve para mejorar la salud mental, sino que para la prevención de otras enfermedades, además que el deporte en sí actúa como un medicamento cerebral regulando el ánimo, sueño y apetito”.

“Las personas deben generar espacios deportivos y hábitos alimenticios en su entorno familiar; y en este ámbito, ahora que existe la posibilidad de “juntarse” pero con las debidas restricciones, el conversar, el socializar, enfrentar los problemas, evitar el aislamiento, etc. Todo esto ayuda a una mejor salud mental. Si bien seguimos en pandemia y hoy nos encontramos en un periodo de latencia, lo mejor que podemos hacer es mantenernos unidos y cuidándonos”, finalizó la encargada de Salud Mental.


Entregan recomendaciones para salud mental de personas mayores en pandemia

recomendaciones para salud mental de personas mayores en pandemia

Volver a la rutina y sentirse acompañados son dos de las maneras en que se puede ayudar a personas de la tercera edad a recobrar su salud mental luego de las dificultades que presentó para ellos la pandemia.

Aislamiento y soledad son dos de las principales consecuencias de la pandemia de coronavirus en los adultos mayores, así lo afirmó la académica de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca, Nadia Ramos.

La experta sostuvo que la actual coyuntura ha tenido un impacto negativo en la salud mental de la mayoría de las personas, pero en especial de este grupo etario. “Los adultos mayores se vieron perjudicados de varias maneras durante la pandemia, sobre todo con el distanciamiento físico que era necesario porque sabíamos que era una población de riesgo”, explicó.

nadia ramos

Nadia Ramos, Psicóloga, Universidad de Talca

Este panorama generó en este grupo de la población algunos síntomas que pueden ser complejos. “Ha aumentado la ansiedad y algunas otras dificultades de salud que tienen que ver con la incertidumbre que esto les puede generar”, detalló la Psicóloga.

Nadia enfatizó que “no todos los procesos implican que las personas estén con patologías. Tener dificultades de salud mental o síntomas no es lo mismo que tener un trastorno de salud mental que requiere tratamiento”.

Sin embargo, la especialista resaltó la experta, hay que estar pendientes de cada caso por si los síntomas persisten por un tiempo prolongado, de manera de tomar las medidas del caso. “Por ejemplo, si una persona antes de la pandemia tenía una vida más activa con el entorno y hoy en día no quiere salir de casa y quiere estar encerrado porque se siente amenazado, probablemente es una situación que, a lo mejor, requiere un apoyo profesional”, señaló la psicóloga.

Retomar el contacto

En la actualidad, cuando las cifras de contagios han disminuido y las restricciones sanitarias son menores, es posible volver a tener cercanía con los mayores y así contribuir a mejorar su estado de ánimo.

No obstante, Nadia enfatizó que es importante respetar los tiempos de cada uno para adaptarse a esta nueva situación. “Efectivamente el miedo al contagio no será superado de la noche a la mañana porque cambie la restricción”, enfatizó la psicóloga.

“Tenemos que respetar los tiempos que tienen nuestros adultos mayores para poder acercarnos de manera paulatina y de a poco volver a retomar las actividades de rutina, de contacto, de vínculo y de estar más presentes”, finalizó la Psicóloga de la Universidad de Talca.


Experta llama a asegurar la atención oportuna de salud mental de la primera infancia

salud mental menores

Hace unas semanas Fonasa anunció que eliminará el tope anual de las atenciones pediátricas de kinesiología, fonoaudiología, terapia ocupacional, psicología y psiquiatría, lo que debiera extenderse también a las Isapres. Podrán acceder a este beneficio todos los niños y niñas menores de 6 años que pertenezcan a Fonasa y no necesitan acreditar un diagnóstico específico para poder acceder.

La neuropediatra y directora del grupo de políticas públicas Geppia de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología y de la Infancia y Adolescencia, Dra. Joanna Borax, indicó que “esto es un gran paso, ya que crecientemente se ha hecho necesario apoyar el desarrollo de niños y niñas con un enfoque biopsicosocial, para lo que se requiere un trabajo multidisciplinario”.

Experta llama a asegurar la atención oportuna de salud mental de la primera infancia

Doctora Joanna Borax

En este sentido, la especialista explica que el neurodesarrollo tiene etapas críticas que deben estar protegidas, porque de eso depende la evolución y pronóstico de un infante. En esa línea, apoyar a cada niño y niña que requiera terapias es fundamental.

“La primera infancia se ha visto especialmente afectada en el contexto de pandemia, por el cierre inicial de salas cuna y los padres en casa, pero en teletrabajo o con algún trastorno del ánimo, lo que en muchos casos han llevado a que veamos más consultas por retraso de lenguaje, trastorno ansioso, dificultad de autorregulación, entre otros trastornos”, puntualiza la doctora Borax.

Atención para todos

La creciente demanda por atención en salud mental para la primera infancia hace necesario que exista un acceso universal tanto en Fonasa como en Isapres. “Esto no solo se trata de la cobertura, sino también de que los profesionales que trabajan en estas áreas se distribuyen principalmente en centros privados sin convenio con Fonasa”.

Es por esto, dice la neuropediatra de Sopnia, que “desde el punto de vista de política pública de infancia, se debe asegurar que esto se haga extensivo a el sistema Isapre, entendiendo que siempre es mejor prevenir que curar, tanto por el aspecto ético como por la efectividad de la intervención precoz”.

Por otra parte, la doctora Borax destaca también la importancia que debe tener hoy la docencia en pregrado y postgrados en temas de neurodesarrollo, no solo de medicina sino también a los educadores de párvulos, ya que son la primera línea que recibe a los infantes. “Es vital que estos profesionales conozcan el desarrollo psicomotor normal para darse cuenta de los retrasos o desviaciones y así derivar en forma oportuna para recibir intervención”, indica.


Salud mental de los trabajadores: el gran reto para las empresas

Karina Pérez Galindo, Directora Asociada de Robert Half en Chile

Karina Pérez Galindo, directora asociada de Robert Half en Chile

Resultado de un sondeo realizado por Robert Half confirma la importancia del bienestar de los trabajadores y los desafíos que deben asumir las organizaciones.

Un sondeo realizado por Robert Half, empresa especializada en reclutamiento y selección de personal, concluyó que 45% de los encuestados presentó algún problema relacionado con su salud mental durante el último año.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Salud y de la cuarentena que afecta a gran porcentaje de la población del país, la directora asociada de Robert Half en Chile, Karina Pérez Galindo, dijo que “se trata de un número significativo, especialmente ahora que volvemos a lidiar con fuertes restricciones”.

Del total de encuestados, 15% aseguró haber tenido algún problema relacionado con su salud mental y solicitó apoyo. Sin embargo, el 30% reconoció que no recurrió a ningún tipo de ayuda. Finalmente, 38% respondió que no tuvo problemas y 17% dijo que no sabe.

“Estos datos confirman la tendencia de que el bienestar de los trabajadores es uno de los desafíos más importantes de 2021”, indicó la ejecutiva. “La salud de ellos está directamente relacionada con el bienestar y las empresas deben hacerse cargo de esa realidad”, agregó.

En noviembre de 2020, una encuesta realizada por Robert Half a ejecutivos de primera línea (C-Suite) en diversos países del mundo ya daba señales al respecto. Ese estudio indicó que las cargas de trabajo (35%) y la salud mental de los empleados (34%) son los dos principales desafíos asociados con la gestión de equipos híbridos de cara a 2021.

En otro estudio realizado en Chile en julio de 2020, la empresa especializada en reclutamiento y selección de personal indagó sobre cuáles deberían ser los nuevos beneficios ofrecidos por las organizaciones pospandemia. La asistencia médica fue el beneficio más valorado por los trabajadores. Ante el aumento de contagios y el recrudecimiento de la pandemia en Chile, Pérez Galindo apunta a una estrategia enfocada en el bienestar de los trabajadores. “Las empresas deben asumir el compromiso de ofrecer beneficios que se ajusten a estos tiempos.

El liderazgo y la gestión deben basarse en una mirada más empática, menos sofocante. Es importante mantener una aproximación que permita conocer las necesidades, dificultades y expectativas de cada uno y, sobre todo, evitando la sobrecarga de trabajo y situaciones que vulneren las jornadas de trabajo”, concluyó la ejecutiva.


¿Qué haces para cuidar tu salud mental?

Es la consulta que plantea la psicóloga y terapeuta Constanza Maldonado Pereira

constanza maldonado

Constanza Maldonado Pereira, psicóloga y terapeuta floral

Muchas personas se preocupan de su salud física, lo que es muy importante, sin embargo, pocas veces nos preocupamos de nuestra salud mental, hasta que nos enfermamos. En la mayoría de nuestros trabajos, la salud mental no es considerara como importante. Hoy a raíz de la pandemia, surge el interés y preocupación por esta, ya que la emergencia sanitaria y las medidas adoptadas para sobrellevarla, como las cuarentenas, toque de queda, restricción para viajar, etc. Nos afectaron de alguna u otra manera.

Para comenzar me gustaría que reflexionaras en torno a la siguiente pregunta ¿Qué haces para cuidar tu salud mental?  Son muchas acciones que podemos hacer para cuidarnos, la mayoría las hacemos por instinto, ya que nos hacen sentir bien.

Como decía anteriormente, la pandemia nos afectó de alguna u otra manera, algunos factores de riesgo asociados al Covid-19, son los cambios en la rutina cotidiana, el exceso de información, el temor de contraer Covid, la incertidumbre, el aislamiento social, las presiones económicas y el teletrabajo.

Además, es muy probable que durante la pandemia hayas experimentado, estrés, ansiedad, miedo, tristeza o soledad y es posible que los trastornos de salud mental hayan empeorado.

Para atender a nuestra salud mental, es necesario relacionarnos con algunos conceptos que sin duda hemos escuchado. Por ejemplo, el estrés, este es una sensación de tensión física o emocional, es una respuesta del organismo ante situaciones consideradas difíciles de afrontar o inmanejables para una persona, al sentir estrés se activa todo un circuito neuro-hormonal, ya que se envía una señal al hipotálamo, a su vez este envía una señal al Sistema nervioso simpático, el cual secreta adrenalina lo que provoca aumento de la frecuencia cardiaca, aumenta el estado de vigilia, aumenta la irrigación al cerebro y músculos, y disminuye la irrigación a la piel y a los riñones, por otro lado se envía una señal al Sistema endocrino, el cual se comunica con las glándulas suprarrenales, las cuales generan adrenalina y cortisol, eso hace que aumente la glicemia, reduce la inflamación e inhibe las reacciones alérgicas. Cuando estos síntomas se vuelven crónicos, los vasos sanguíneos se obstruyen y se dañan, esto podría causar un accidente cerebro vascular o ataques al corazón.

que haces para cuidar tu salud mental

Algunos síntomas del estrés, son fatiga, dolor de cabeza, mareos, desmayos, lagunas mentales, aumento en el ritmo cardiaco, confusión, ataques de pánico, sudoración, dolores musculares, desorientación, impaciencia, tendencia al llanto, ataques de ira, depresiones constantes, aumento en el consumo de alcohol/tabaco/drogas, temblores de piernas o manos, comerse las uñas, problemas digestivos, dificultad para tomar decisiones, falta de concentración y problemas de sueño.

Si bien el estrés es una respuesta automática de nuestro organismo, el estar sometido/a a estrés constante puede ser riesgoso para nuestra salud tanto física como mental, debo mencionar que la mente y el cuerpo, mantienen una comunicación constante y se afectan mutuamente.

La ansiedad, sin duda conoces el concepto y la has sentido, conozcámosla en profundidad, es un sentimiento de inquietud, nerviosismo, preocupación, temor o pánico por lo que está a punto de ocurrir, el miedo es la emoción que sentimos en presencia de una amenaza, la ansiedad es una sensación de un peligro, problema o amenaza que está por suceder, produce síntomas físicos y mentales, tales como pulsaciones elevadas, sudoración excesiva, tensión muscular, mareos, desmayos, indigestión, diarrea, respiración profunda, preocupación constante, irritabilidad, problemas de concentración, problemas para dormir, cansancio.

La depresión, es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades, algunos síntomas son estado de ánimo bajo o irritable, sentimiento de vacío o tristeza, dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño, cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso, sentimiento de inutilidad, odio a sí mismo, culpa, dolores o malestares, cansancio o falta de energía, dificultad para concentrarse, movimientos lentos o rápidos, inactividad y retraimiento de las actividades usuales, sentimiento de desesperanza y abandono, pensamientos repetitivos de muerte o suicidio, perdida de placer en actividades que antes disfrutaba. Si posees síntomas como los mencionados solicita ayuda profesional.

Como podemos prevenir y cuidar nuestra salud mental, solicitando ayuda, estableciendo rutinas, evitando el consumo de alcohol, tabaco o drogas, haciendo ejercicio, haciendo un uso adecuado de las redes sociales, reducir la exposición a las noticias, controlando el tiempo que pasamos frente a una pantalla, ayudando a los demás, manteniendo contacto con seres queridos o amigos/as, generando hábitos de autocuidado y de vida saludable, haga ejercicios de respiración, observe y maneje sus pensamientos y emociones, cuide sus horas de sueño, escuche y baile música que lo haga sentir bien, beba agua, aliméntese de manera adecuada, enfóquese en el aquí y ahora, comience a meditar, reconozca su ansiedad para que pueda manejarla, evite lo que le produce estrés, haga cosas que le diviertan y que lo alegren, disfrute junto a su familia, busque ayuda profesional si así lo requiere.

Considere y preste atención a las emociones, las emociones dan sentido a todas las experiencias que realizamos, deben integrarse mediante la aceptación, para lograr un manejo de ellas, podemos llevar un diario emocional, donde escribamos una situación que hayamos vivido durante el día, el pensamiento asociado a esa situación, la emoción y la conducta que provoco, así conoceremos más nuestras emociones por lo que nos será más fácil manejarlas.

Diario emocional

Situación Pensamiento Emoción Conducta
Atasco en carretera Me van a echar por llegar tarde y me quedare sin trabajo. Nervios, miedo Tocar la bocina y golpear el volante

Existen algunas hierbas medicinales que nos ayudan a calmar la ansiedad, como la Melissa, pasiflora, valeriana, el tilo, te aconsejo el realizar respiraciones profundas que nos ayudan a relajarnos y calmarnos, debes tener tu espalada derecha, puedes realizarla acostado/a o sentado/a, tomas aire por la nariz inflando la guatita, retienes el aire por 3 segundos, luego sueltas el aire lentamente por la nariz, repite el ejercicio hasta que te sientas mejor. La meditación ayuda mucho a conectarnos con el aquí y ahora, a contemplar y a conectar con nuestras emociones.

Por ultimo te aconsejo agradecer, al finalizar el día registra algo por lo que estés agradecido, así generamos conciencia y enfoque en lo positivo de nuestras vidas.

Constanza Maldonado Pereira
Psicóloga y terapeuta floral