Atención ambulatoria del Hospital Regional avanza en consultas telefónicas

Atención ambulatoria del Hospital Regional avanza en consultas telefónicas

Debido a la emergencia sanitaria asociada a la pandemia del coronavirus COVID-19, y con el objetivo de proteger a los usuarios de posibles contagios, el Consultorio Adosado a Especialidades (CAE) del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) inició la atención de pacientes a través de llamadas telefónicas, a excepción de personas con enfermedades crónicas identificadas como de alto riesgo, pacientes oncológicos y embarazadas.

Así lo explicó la jefa del CAE del centro de salud, Dra. Verónica Menares, quien señaló la importancia de la decisión. “Desde los primeros días que se detectaron los casos en la región, sabemos que es muy importante mantener distancia social, y para eso hemos implementado una serie de medidas en beneficio de nuestros pacientes”, indicó la especialista.

Una de los médicos de atención ambulatoria que está realizando consultas vía telefónicas, es la Dra. Tatiana Superlano. “En las llamadas ellos nos explican sus síntomas, y si no los tienen se les explica que se programará para verlos más adelante, en aproximadamente cuatro meses, cuando pase la pandemia y el frío. Con la ficha clínica en papel uno ve todos los antecedentes, verifica los fármacos, se consulta para ver si los están tomando bien. Yo les pregunto si les avisaron que no tenían que venir, dicen que sí, y señalan haber estado esperando la llamada telefónica”, indicó la especialista cardióloga.

Además, la especialista en cardiología señaló que los pacientes han tomado de buena forma esta medida de contingencia. “En mi experiencia la acogida ha sido buena. Los pacientes entienden. Uno parte explicándoles que esto es por su bien, para que no tengan que exponerse en la cuarentena a un lugar donde hay muchos virus transitando. Ellos entienden y agradecen”, indicó la Dra. Superlano.

Pero esta medida no puede ser para todos los pacientes, ya que hay un grupo de riesgo que no puede dejar de ser atendido. “Nuestros médicos están contactándose telefónicamente con sus pacientes para conocer sus estados de salud actual, revisar exámenes, mantener tratamientos crónicos sin que el paciente acuda, y seleccionando a aquellos que sí es necesario que sean atendidos acá en el hospital, especialmente con enfermedades crónicas identificadas como de alto riesgo, pacientes oncológicos y embarazadas”, concluyó la Dra. Verónica Menares.