Conaf apuesta por la medicina alternativa y rescate de tradiciones junto a centros de salud de OHiggins

Conaf apuesta por la medicina alternativa y rescate de tradiciones junto a centros de salud de O’Higgins

Al momento son más de 1.600 plantas medicinales que se han regalado en distintas comunas en base al libro del Ministerio de Salud.

San Vicente de Tagua Tagua, Peumo, Rengo, Las Cabras y Coltauco con sus respectivos Centros de Salud Familiar (Cesfam) y/o postas rurales han sido beneficiadas con el programa especial, dependiente de la Sección Ecosistema y Sociedad perteneciente al Departamento de Desarrollo y Fomento Forestal (Defor) de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de la Sexta Región, con la donación de plantas para tratamientos complementarios de medicina natural, que es la nueva apuesta que apunta al rescate de especies vegetales que son patrimonio natural y cultural del país.

Pablo Lobos Stephani , director regional de la institución, destacó que “los funcionarios de Conaf están trabajando y se han especializado en la reproducción de plantas de diferentes variedades y éste es el segundo año en que incursionamos en las hierbas medicinales, porque además hemos recibido solicitudes de distintas comunas para poder reforzar sus programas de medicina complementaria y en este sentido hemos querido responder a esta demanda con plantas, manuales de uso y capacitación que es algo tan importante para seguir rescatando y aportando al patrimonio natural y cultural de nuestro país”.

Conaf apuesta por la medicina alternativa y rescate de tradiciones junto a centros de salud de OHigginsEn la Región son muchas municipalidades que a través de sus departamentos y centros de salud familiar se han interesado en buscar formas alternativas para el tratamiento de algunas dolencias y/o enfermedades que aquejan a la población en sus diversas edades. Conscientes de esta inquietud y con el fin de rescatar el patrimonio ancestral, la Conaf ha dispuesto de profesionales que reproduzcan diversas especies de hierbas medicinales, que han ido recolectando para reproducir en los invernaderos y lograr instalar una cultura de volver a lo natural, tal como antaño lo hacían “las abuelitas”.

Beatriz San Román, jefa de la sección Ecosistema y Sociedad en la Conaf, destacó que “es un gran desafío y una bonita tarea trabajar rescatando nuestras costumbres ancestrales, es enriquecedor para todos, aprender a reproducir y cuidar de estas plantas para luego donarlas a la comunidad. Nos llena de satisfacción cada vez que nos  contactamos con personas que comparten esta tendencia, nos enseñan un poco más de la importancia de estas especies medicinales en el cuidado de nuestra salud, además es un aporte sano y económico para aquellos pacientes que sufren de alguna dolencia”.

Cabe destacar que la plantación de hierbas medicinales por parte de la Conaf se sustenta en el libro “Medicamentos Herbarios Tradicionales: 103 especies vegetales” del Ministerio de Salud, donde se reconoce el aporte de la naturaleza al área farmacéutica y tradicional de nuestro país, en que se describen las especies, sus usos populares, la farmacodinamia y las recomendaciones para su uso.

Experiencias
En la comuna de las Cabras, la experiencia es absolutamente exitosa, en el cual trabajan cultivando un huerto con hortalizas y plantas medicinales, donde se les ha asignado a cada paciente, preferentemente crónico o de salud mental, un espacio para sembrar y ya han implementado la producción y secado de hierbas para ser entregada a la comunidad, como refuerzo a la medicina alópata, lo que está siendo seguido por otros centros de salud que ven en esta comuna un ejemplo en esta estrategia.

En la comuna de Coltauco, en tanto, la atención de salud se divide en tres postas y una estación rural, más el Centro de Salud Familiar (Cesfam), donde están utilizando la estrategia de aprovechar la cultura del uso de las hierbas medicinales para tratar patologías mentales, o en el caso de las mujeres embarazadas- que son parte del programa Chile Crece Contigo- tratarlas de manera natural, libre de químicos.

En este sentido, Christian Andrade, director de salud municipal de Coltauco, expresó que “estamos absolutamente convencidos de que hoy se requieren más alternativas para las terapias de salud mental y por tanto estamos estableciendo esta alianza con la Conaf, incorporando estas plantas para el primer huerto medicinal de la comuna, que se va a replicar en las postas y en el Cesfam para  contar con una atención de medicinal complementaria al programa de salud mental de la comuna y poder así dar una atención más ecológica al tratamiento de estas patologías”.

Por su parte, la posta de Rinconada en San Vicente de Tagua Tagua atiende casi 2 mil personas, que forman parte del 16% de la población de la comuna que se atiende  en seis centros de salud, donde hoy se quiere llegar con las hierbas medicinales.

Jacqueline Ourcilleon, directora de Salud Municipal de San Vicente de Tagua Tagua, manifestó que “estoy muy agradecida por la donación de hierbas por parte de la COonaf, porque nosotros estamos trabajando el tema hace dos años. Se han presentado proyectos a través de equidad rural al ministerio, al que llegan recursos, y este año ya estar concretando es algo muy bonito que se hace con la comunidad, el implementar los huertos con plantas medicinales, en Pencahue y en la Posta de Rinconada, así que esto viene a ser una parte muy importante”.

Al respecto, Laura Gamboa, trabajadora social y coordinadora de las seis postas de  San Vicente de Tagua Tagua, destacó que “los estudios señalan que hay  policonsumo de medicamentos, ya que las personas los consumen incluso antes de haber consultado a un médico, entonces la implementación de hierbas medicinales tiene como objetivo alternativas más saludables para la comunidad y para nuestras postas”.

En Rengo, en tanto,  la encargada del programa de Salud Mental del Cesfam, Pilar Vega,  expresó que “este proyecto comenzó cuando nos certificamos el año pasado y habilitamos esta huerta (…) y cuando nos comentaron que la Conaf estaba regalando plantas para este tipo de cosas nos comunicamos al tiro, nos sirve harto, porque la idea es ir trabajando con los pacientes, ir sacando la parte medicamentosa e ir complementando siempre para bajar las dosis de los otros medicamentos”.