macarilla

El buen uso de la mascarilla evita propagación de COVID-19

Tomar medidas de prevención siempre son aconsejables y más aún en una pandemia que se ha tornado mundial, y cuyos lazos entre países ha fortalecido la cohesión, tornándose clave para combatir y derrotar este virus, pero ello no sería posible sin el gran compromiso de los equipos clínicos. Sin embargo, hoy es tiempo que la ciudadanía colabore activamente para bajar la línea de contagio.

Toda persona cercana (a menos de un metro de distancia, aproximadamente) a otra que presente síntomas gripales (fiebre, estornudos, tos, secreciones nasales, escalofríos, dolores musculares, etc.) e incluso que curse con la enfermedad pero que esté asintomática podría estar expuesta al contagio por las gotículas provenientes de la respiración.

Ante ello, en los centros de atención de salud se han adoptado medidas para reducir la transmisión de virus respiratorios, y en ello es fundamental el uso de mascarillas, ya que los estudios efectuados indican que su uso podría reducir la transmisión de COVID-19.

En el área clínica están claros los protocolos al momento de colocarse un Elemento de Protección Personal (EPP) como es el caso de la mascarilla, pero hoy se requiere con urgencia que la comunidad aprenda como usarla en el hogar o en público. La utilización incorrecta de una mascarilla puede agravar el riesgo de transmisión, en lugar de reducirlo. Ante ello, el Servicio de Salud O’Higgins entrega recomendaciones que contribuyen al cuidado de todos:

Consejos generales para personas en buen estado de salud:

  • Manténgase a no menos de un metro de toda persona de patología respiratoria
  • Absténgase de tocarse la boca y la nariz
  • Limpie sus manos frecuentemente, lavándolas con jabón y agua
  • Permanezca el menor tiempo posible cerca de personas que pudieran estar enfermas
  • Permanezca el menor tiempo posible en lugares muy concurridos
  • Mejore la renovación del aire en el hogar, abriendo las ventanas todo cuanto sea posible

Personas con síntomas:

  • Permanezca en el hogar si no se encuentra bien y ponga en práctica las recomendaciones de salud pública impartidas por las autoridades
  • Manténgase a la mayor distancia posible (como mínimo, dos metros) de las personas que no presenten síntomas
  • Al toser o estornudar, cubra su boca y nariz con algún objeto de tela u otro material apropiado, para retener las secreciones respiratorias. Una vez utilizado, deseche inmediatamente el material. Lávese las manos inmediatamente después de entrar en contacto con secreciones respiratorias
  • Respecto a las mascarillas, es esencial usarlas y desecharlas adecuadamente para evitar que sean ineficaces y que su uso incorrecto agrave el riesgo de contagio

La correcta utilización de las mascarillas:

  • Asegúrese de que cubre su boca y nariz y anúdela firmemente para reducir al mínimo la separación entre la mascarilla y la cara
  • Mientras esté utilizándola, evite tocarla: siempre que toque una mascarilla usada, por ejemplo, para quitársela o lavarla, limpie sus manos lavándolas con agua y jabón
  • En cuanto la mascarilla esté húmeda, sustitúyala por otra limpia y seca
  • No reutilice las mascarillas de un solo uso, deseche inmediatamente