Hospital Pichilemu apoya a pacientes para obtener sus medicamentos de hospitales alejados

Hospital Pichilemu apoya a pacientes para obtener sus medicamentos de hospitales alejados

Una de las preocupaciones de los profesionales médicos es la poca adherencia que tienen los pacientes a sus tratamientos, sobre todo en el caso de enfermedades crónicas y esta situación es una de las que actualmente está enfrentando el Hospital de Pichilemu, en que se ha buscado la forma de apoyar a los pacientes que reciben medicamentos de hospitales alejados como Santa Cruz, San Fernando o Rancagua para asegurar que puedan tomar sus medicamentos como corresponde.

El Químico Farmacéutico del establecimiento, Luis Acevedo, explica que uno de los problemas detectados en la farmacia es que alrededor del 50% de los pacientes crónicos no siguen sus tratamientos como corresponde “y cuando le sumas a eso que el paciente vive además en la parte rural y el acercamiento a nuestro hospital es medio complicado, es de imaginarse lo que pasa cuando el paciente es atendido por especialistas en Santa Cruz, San Fernando o Rancagua, donde se dificulta aún más que vaya a buscar sus medicamentos”.

Explica que, por la lejanía, desde el punto de vista económico existe una gran dificultad para viajar a buscar los medicamentos “hemos calculado que gastan de 30 a 40 mil pesos en el viaje a Rancagua, porque a veces van con un acompañante y a eso se suma la alimentación y muchas otras cosas, monto que deben gastar de su bolsillo y eso es alto para nuestros usuarios”.

“Por eso -señala- con los colegas de los otros hospitales hemos conformado una red de comunicación, que nos permite coordinar el retiro de esos medicamentos a través de nuestro hospital y traérselos a Pichilemu, iniciativa cuyo mayor impacto ha sido sin duda lograr una mayor adherencia a los tratamientos, pero además los pacientes se sienten aliviados por el menor costo que tienen en materia de salud”.

Agrega Luis Acevedo que para este año 2020 esperan poner en marcha otras iniciativas, como es el poder lograr coordinar las horas de control de los pacientes “porque lo cierto es que podemos traer los medicamentos por el tiempo que se le da la receta, que es generalmente de 3 meses, pero aún los pacientes deben viajar para obtener la hora de control y esperamos superar esa brecha, de tal forma de disminuir los viajes sólo al control efectivo con el especialista”.

Es así que este nuevo beneficio se suma a la implementación de los controles de los pacientes con Tratamiento Anticoagulante (TACO) “gracias al apoyo del Hospital de Santa Cruz, porque ahora se hace a través de telemedicina, los pacientes ya no tienen que viajar una vez al mes a sus controles, lo que disminuye los riesgos que tienen los pacientes que toman anticoagulantes de viajar tantas horas o de tener una alimentación que no es la óptima, creo que éste ha sido un avance bastante positivo para nuestros pacientes y ojalá pudiéramos ir incorporando otras especialistas”.