Hospital Regional Rancagua realiza con éxito su primera cirugía de osteodistracción mandibular

Hospital Regional Rancagua realiza con éxito su primera cirugía de osteodistracción mandibular

Un nuevo hito se produjo en el Hospital Regional de Rancagua (HRR), esto luego que el equipo del Servicio Dental y Maxilofacial realizara su primera cirugía de osteodistracción mandibular a una paciente de solo dos meses de vida que presentó el Síndrome de Pierre-Robin durante su etapa de gestación fetal, entre las semanas 7 y 11.

De acuerdo a lo señalado por el Dr. Cristian Matamoros, jefe del Servicio Dental y Maxilofacial del HRR, la enfermedad “produce alteración en el tamaño y posición de la mandíbula, que queda más pequeña. Al tener un desarrollo mandibular disminuido, la lengua se ubica en una posición más posterior y superior, y se apoya en el paladar blando, impidiendo el cierre y fusión de los procesos palatinos, lo que explica la presencia de la fisura palatina, muy frecuente en estos casos”.

Según el cirujano maxilofacial, “cuando nace el bebé, al presentar una mandíbula más pequeña y retraída, la lengua se ubica en una posición tan posterior que obstruye la vía aérea y el bebé no puede respirar, se producen desaturaciones, hipoxia y riesgo vital, por lo que el bebé debe ser intubado o permanecer en posición pronos (boca abajo) de manera que la lengua descienda por gravedad y se logre despejar la vía aérea superior”.

Si bien la incidencia es muy baja, durante las últimas semanas se presentó un caso en el Hospital Regional. Debido a la imposibilidad de ser tratado en el centro especialista del país, el Hospital San Borja Arriarán, la Dirección del HRR adquirió las herramientas necesarias para poder realizar por primera vez en la historia esta cirugía.

“Cuando los casos son muy severos, se debe realizar una osteodistracción mandibular, intervención quirúrgica en que se instalan osteodistractores externos, que producen un alargamiento de la mandíbula, lo que permite que la lengua encuentre su posición y libere la vía aérea”, indicó el doctor Matamoros, agregando que tras la intervención la mandíbula avanza dos milímetros diarios, hasta que queda en congruencia con la parte superior, después se consolida por 45 días y finalmente se retiran los aparatos.

“La operación ha sido un éxito y en los siguientes días iremos monitoreando los avances. Agradecemos el apoyo del Hospital San Borja Arriarán, donde se coordinó la cirugía a través del Dr. Julio Villanueva y el Dr. Mauricio Barreda, también al equipo de Pabellón, la UCI Pediátrica, Adquisiciones, Movilización, el equipo directivo y en especial al Servicio Dental y Maxilofacial del Hospital Regional por lograr realizar esta cirugía, la primera de este tipo en la región”, finalizó el Dr. Cristian Matamoros.