Hospitalización en pandemia: Pacientes del Hospital de Rancagua acceden a camas en dos horas promedio

Hospitalización en pandemia: Pacientes del Hospital de Rancagua acceden a camas en dos horas promedio

A principios del presente mes, el Ministerio de Salud entregó el informe del primer trimestre sobre el tiempo de espera de los pacientes en los servicios de urgencias del país. Al igual que la región, el Hospital Regional de Rancagua (HRR) tuvo números muy favorables, debido a la exitosa gestión técnica que ha aplicado el establecimiento durante los últimos años.

Hospitalización en pandemia: Pacientes del Hospital de Rancagua acceden a camas en dos horas promedioPara el jefe del Servicio de Urgencia Adultos del HRR, Dr. Juan Pablo González, “clásicamente las urgencias de nuestro país y el mundo se caracterizan por estar colapsadas. Pero nosotros, un año antes de la pandemia, realizamos una reingeniería de la gestión del funcionamiento. Comenzamos a pulir los procesos, a ver qué cosas podíamos optimizar y nos dimos cuenta que había varios puntos por corregir: reorganizamos los turnos, pusimos a la gente más idónea, reclutamos a los mejores, y cuando mejoramos todo eso, nos dimos cuenta que era problema de gestión”.

Durante el año 2021 el Servicio de Urgencia Adultos del HRR tiene una tasa de 96,8 % de pacientes que han accedido a camas antes de las 12 horas, muy por sobre los protocolos ministeriales que piden un mínimo de 90 %. Desde que el médico de urgencia ve al enfermo hasta que se le asigna una cama, el promedio de espera es de dos horas.

“Para nosotros es súper importante este indicador, porque el acceso oportuno a una cama para un paciente en situación crítica, es fundamental, tiene que ver con la morbimortalidad, el resultado después de la enfermedad. Integramos a todos los estamentos, Urgencia, Medicina Interna, UPC, servicios Quirúrgicos, que tienen al enfermo como centro, 24/7”, indicó el jefe de Gestión de Camas del HRR, Dr. Lenin España.

Los buenos números registrados son gracias al trabajo de gestión del servicio, pero también del resto del hospital y de la red de salud. De acuerdo al doctor González, “no dependemos solo de nosotros, dependemos de que los servicios de arriba nos den las camas. Mejoramos la comunicación, ahora hacemos todo vía chat, lo que nos permite tener registros. Este trabajo nos permitió pasar de 30 pacientes esperando cama, a ninguno. El proceso comenzó antes de la pandemia, por ello, en estos 15 meses todos los pacientes han tenido cama, lo que es muy diferente al resto de Chile”. “Urgencia no puede funcionar sola, si el hospital y la red de hospitales más chicos que nos derivan no funcionan bien, o las ambulancias, no hay forma de enfrentar esto de buena manera.”, agregó el jefe de Urgencia Adultos.

Pacientes que no requieren cama

Con respecto a los pacientes que no requieren camas, el enfermero supervisor del Servicio de Urgencia Adultos, Manuel Díaz, indicó que “al igual que en el caso anterior, esto también comienza antes de la pandemia. Hace más o menos cinco años comenzamos con un modelo de atención que tiene un selector de demandas 24/7, que tiene que ver con la categorización del ingreso de pacientes (triage ESI)”.

De acuerdo al enfermero, “los pacientes que llegan como E1 ingresan inmediatamente. Los pacientes E2 y E3 esperan entre una y una hora y media, lo que es fantástico para un servicio de Urgencia. En el caso de E4 y E5 es muy importante diferenciar y educar, porque ellos deberían ir a los servicios de apoyos, y agradecemos a los SAR y SAPU que han funcionado muy bien”.

“Este es un trabajo que se hace en equipo. Tenemos un buen equipo de trabajo, comprometido con este modelo de gestión y un hospital que nos apoya. Quiero dar las gracias a todos nuestros funcionarios, que trabajan arduamente, siempre muy comprometidos”, finalizó Manuel Díaz.