La importancia de detectar problemas auditivos a tiempo

La importancia de detectar problemas auditivos a tiempo

Si tienes dudas sobre la salud auditiva de tus hijos es importante realizarles un chequeo para detectar problemas que puedan afectar el correcto desarrollo escolar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca la necesidad de llevar al niño a un chequeo auditivo si presenta dolores en los oídos, supuración, pérdida de la audición, si tiene problemas para aprender a hablar o no entiende cuando otra persona le habla.

Los adultos que rodean al niño deben prestar atención a cualquier signo de que su audición está comprometida, especialmente cuando son más pequeños asegura Belén Reyes, fonoaudióloga de los centros auditivos GAES. «Los primeros signos de problemas auditivos se pueden observar en la etapa de desarrollo del habla, donde los padres observan una lentificación del aprendizaje y consultan con especialistas, normalmente entre el primer y segundo año de vida. Una vez que ingresan al jardín y comienzan su etapa escolar más adulta, si el niño no fue diagnosticado y realiza un tratamiento, pueden identificarse problemas de pronunciación o comunicación, además de falta de atención o respuesta a estímulos sonoros entre otros», explica Belén.

Observar este tipo de comportamientos en niños puede ser un indicio de hipoacusias leves o moderadas. Sin embargo, los menores suelen utilizar diversas estrategias para desarrollar el habla que pueden confundir a los padres y retrasar la consulta al especialista. Algunos niños logran aprenden a leer los labios y de esta forma se puede creer que no tienen problemas de audición ya que comprenden lo que se les dice. En estos casos, es primordial la observación del adulto para lograr identificar otros signos, como que el menor responda a las preguntas con un tono elevado de voz o que no respondan si se los llama por detrás.

El niño en una etapa pre-escolar necesita de su audición para el proceso del aprendizaje de la lecto-escritura. Existen casos en que los niños escriben tal cual escuchan el sonido y pudiese confundirse con trastornos de la escritura como la dislexia. La experta de GAES añadió que cualquiera de estas dificultades pueden detectarse a tiempo si al niño se le realiza una audiometría. «Muchos pequeños no se dan cuenta de su deficiencia auditiva, problema que puede captar un sencillo examen como la audiometría que sirve para evaluar la capacidad de escuchar y entender el lenguaje», comentó y agregó que los centros auditivos GAES realizarán chequeos auditivos gratuitos en todos sus centros desde Iquique a Puerto Montt. Los padres de niños en edad escolar desde los 4 años pueden agendar una hora en su centro de preferencia a través de la línea 600 600 4237 o en www.gaes.cl.

¿A qué signos deben estar atentos los padres?

  • Tiene dolores e infecciones frecuentes en los oídos.
  • Responde a preguntas de forma inadecuada.
  • No se sobresalta ni despierta con sonidos altos.
  • No imita sonidos libremente.
  • No sabe localizar sonidos.
  • Parece que sueña despierto o se aparta de la vida social.
  • Tiene necesidad de subir el volumen del televisor u otro aparato electrónico.