La importancia del tratamiento kinesiológico para recuperar la motricidad en los pacientes

La importancia del tratamiento kinesiológico para recuperar la motricidad en los pacientes

Te permiten saludar, escribir, trabajar e incluso dar un buen abrazo. Con las manos y extremidades, tú puedes hacer de todo, por eso la importancia de rehabilitarlas bien en caso de sufrir una lesión grave o fractura.

“Es fundamental que nuestros pacientes se comprometan con la recuperación de sus manos tal como nosotros nos comprometemos con ellos y su tratamiento”, afirmó Jorge Ávila, kinesiólogo del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Regional Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO), quien también aseguró que en el recinto asistencial “se atienden las patologías post quirúrgicas, es decir, las más complejas como fracturas, corte de tendones, lesiones graves, amputaciones. Todo lo que deriva de los traumas, básicamente”.

Para Beatriz Silva, paciente que sufrió una fractura en su mano derecha, la disciplina en el tratamiento es fundamental, “a mí me ha ayudado harto porque cuando yo llegué al hospital no podía mover mi mano, mis dedos, no tenía movimiento como tengo ahora”, aseguró. Además, la paciente destacó la preocupación de los profesionales quienes lograron motivarla y “también han logrado recuperarme en un 80% hasta el momento”, especificó la usuaria.

El foco debe ir asociado a la recuperación de los rangos articulares, mejoramiento de la fuerza, electroanalgesia para disminuir dolor, movilidad, y para eso existen distintos tipos de tratamientos. Uno de ellos es en la piscina, a través de ejercicios para fortalecer los músculos. “Mi hijo tiene un plexo braquial en el brazo derecho. La piscina es plenamente para que él pueda hacer más movilidad y fuerza en su brazo. Estamos muy contentos, llevamos dos sesiones y él se siente súper bien”, aseguró Valeska Moscoso, madre de un paciente pediátrico.

“Máximo, siempre ha estado en esta dinámica de la rehabilitación con diferentes ejercicios y tratamientos. El avance ha sido súper grato, él tenía el brazo torcido y ahora su postura es casi normal, no ha sido fácil, pero si ha sido beneficioso para él”, señaló la madre.

El kinesiólogo de Medicina Física y Rehabilitación del centro de salud regional, Julián Cerpa, valoró el compromiso del paciente, afirmando que “trabajamos mucho con la extremidad superior derecha para que gane mayor movimiento y fuerza, el paciente ha hecho un gran esfuerzo”. Además, el profesional sostuvo que “en general, nosotros más que ejercicios fuertes, lo que hacemos con los niños son juegos lúdicos que permitan que ellos se entretengan y que nosotros, los profesionales, podamos trabajar desde el punto de vista terapéutico”, finalizó.