Más de mil personas participaron en operativos preventivos enmarcados en mayo mes de mediciones

Más de mil personas participaron en operativos preventivos enmarcados en “mayo mes de mediciones”

En el contexto “mayo mes de mediciones”, la Seremi de Salud O’Higgins en conjunto con Inacap Rancagua, efectuaron tres operativos en la capital regional, uno en Paredones y otro en San Fernando, lo que se traduce en más de mil personas que el día de hoy conocen sus cifras de presión arterial, glicemia, colesterol, peso, talla y circunferencia de cintura.

“Tener hipertensión y no tenerlo controlado es muy peligroso, ya que puede provocar una muerte temprana, por lo mismo reiteramos que utilicen los centros de salud familiar y soliciten sus exámenes preventivos. También quiero aprovechar de insistir que para tener una buena calidad de vida debemos llevar una vida sana, materia que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha trabajado arduamente”, puntualizó el seremi de Salud O’Higgins, Médico Rafael Borgoño.

Por su parte, el encargado del Programa Cardiovascular de la Seremi de Salud O’Higgins, Arnaldo Quitral, comentó que “nos pone muy contentos que las personas se acerquen a nuestros stand, donde vemos que existe interés en conocer su estado de salud, pero lamentablemente nos hemos encontrado con un poco más del 50 por ciento con la presión arterial alta”.

A su vez, Carmen Kaufhold, Directora del Área Salud de Inacap Rancagua, expresó que “para nuestros estudiantes de la carrera de Enfermería, estas actividades les permiten aplicar en personas reales, las competencias adquiridas en el aula – taller, que son parte de su formación como futuros enfermeros(as) para cumplir lo declarado en el perfil de egreso. Felices de ayudar a generar conciencia en la sociedad sobre el control de la hipertensión arterial y detectar precozmente a personas que no saben que son hipertensas”.

Cabe mencionar que la presión arterial elevada es uno de los principales problemas de salud pública en Chile, se estima que 4 de cada 10 personas mayores de 25 años tienen la presión alta, cifra que aumenta a 7 de 10 en la población mayor de 65 años, atribuyéndose 1 de cada 7 muertes a esta patología.