Microárea Carretera de la Fruta se articula para mejorar la atención de los usuarios

Microárea Carretera de la Fruta se articula para mejorar la atención de los usuarios

El Ciram es una instancia de articulación donde los directivos de los distintos niveles de atención de salud de las microáreas, se reúnen para tomar acuerdos sobre referencia y contra referencia (derivación) del paciente, respecto de la cartera de servicios y los criterios de incorporación en la lista de espera, entre otras materias. Es una actividad de gran relevancia, ya que permite que los hospitales de la atención primaria se coordinen y analicen ciertas situaciones del funcionamiento de la red y se proponen ciertas mejoras.

La última reunión del CIRAM Carretera de la Fruta año 2021 se desarrolló vía telemática y fue liderada por la directora del Servicio de Salud O’Higgins (SSO), Soledad Ishihara, teniendo la instancia como objetivo principal, coordinar y articular la gestión en salud de los diferentes establecimientos de la microárea, para llegar hasta la comunidad usuaria con una atención segura, de calidad y oportunidad.

«Los CIRAM tienen una gran significancia, pues permiten realizar coordinación e integración entre los distintos establecimientos. En esta oportunidad, pudimos trabajar los ámbitos de Atención Primaria, la gestión del Hospital de Rengo, listas de espera y los proyectos de inversión. Ello se suma a la gestión que realizamos, que busca acercar la salud a la comunidad, facilitar el acceso y potenciar la equidad en salud», subrayó la directora del Servicio de Salud O´Higgins, Soledad Ishihara.

Por su parte, Sandra Ugalde, jefa Departamento de Coordinación Estratégica del SSO, relevó que «la actual dirección de servicio ha reactivado este trabajo que tiene como propósito potenciar el trabajo en red y asistencial, con una mirada integral de los procesos donde se colocan temas de gestión que son importantes para el servicio para dar cumplimiento a las distintas líneas de trabajo que el Minsal nos mandata. Los CIRAM se trabajan en función de la problemática local de cada microárea, se trata de una mirada más global, donde tenemos que pensar en el tema de salud desde las distintas aristas. Todo ello desde una perspectiva participativa», culminó.