Programa de Salud Mental del Hospital de Marchigüe se convierte en referente de la Red Asistencial de O´Higgins

Programa de Salud Mental del Hospital de Marchigüe se convierte en referente de la Red Asistencial de O´Higgins

El equipo de salud mental del hospital de Chimbarongo, que se está conformando, visitó la unidad de salud mental del Hospital Marchigüe, en el marco de una pasantía que tuvo relación con informarse sobre las iniciativas desarrolladas por la unidad con respecto a la atención clínica, las instancias comunitarias y las gestiones en el campo de la salud mental.

Al respecto, la directora del Hospital de Marchigüe, Dra. Camila Araya, enfatizó la importancia de estas colaboraciones al interior de la red de salud en el contexto actual de pandemia. «Como Dirección vemos que la coordinación intersectorial juega un rol fundamental en nuestra red, ya que permite aunar criterios, conocer distintas realidades, trabajar en cómo enfrentarlas y genera un trabajo en equipo entre las distintas unidades de salud mental y en el escenario actual en que nos encontramos adquiere sentido e importancia. En este sentido nuestra USAM se ha destacado en distintas iniciativas y la pandemia no ha sido la excepción, y si estas ideas o iniciativas se pueden compartir con el resto de los equipos y generar instancias como las pasantías para mostrar esta coordinación y trabajo, seguirán teniendo el respaldo de Dirección, ya que ayuda a mejorar y fortalecer la red asistencial, tanto en el día a día como en la contingencia misma y el trabajo que se viene post pandemia, donde los equipos de salud mental jugarán un rol destacado en el cuidado de las personas», relevó.

Por su parte, el director (s) del Hospital de Chimbarongo, Dr. Jaime Rojas Figueroa, comentó que «como autoridades hospitalarias debemos ser capaces de apreciar a otros hospitales que puedan ser referentes en diversas áreas, y en el Hospital de Marchigüe, el programa de salud mental es un referente en la Región, por ello quisimos que nuestro equipo observara desde cerca la forma en que este equipo trabaja en Marchigüe, para poder incorporar en nuestro servicio flujos de trabajo e iniciativas que permitan que nuestros pacientes de salud mental puedan verse mayormente beneficiados, con un servicio eficiente, cercano para cada uno y por supuesto respetando los mayores indicadores de calidad en las prestaciones de salud».

Añadió Rojas que «quiero agradecer la buena disposición de todos los profesionales del equipo de salud mental y de la Dirección del Hospital que recibió de muy buena forma nuestra solicitud. Son estos nexos y convenios entre hospitales los que terminan fortaleciendo nuestra red asistencial».

Sobre ello, la coordinadora del programa en el hospital de Chimbarongo, psicóloga Bilinka Maturana, indicó que «valoramos la positiva acogida que tuvo el hospital de Marchigüe y específicamente el programa de Salud Mental a nuestra solicitud, ya que consideramos que estas iniciativas  generan  y promueven espacios de aprendizaje e intercambio entre los distintos programas y establecimientos, permitiéndonos adquirir buenas prácticas y conocimientos para luego integrarlos a nuestro establecimiento y realidades de trabajo  aportando al mejoramiento de la calidad y continuidad  de la atención en salud mental».

La unidad de salud mental del Hospital de Marchigüe ha desarrollado ciertas herramientas respecto a la gestión y atención en salud mental, incluyendo las particularidades del territorio y su población, que están disponible para ser consideradas por otros funcionarios de la red. Varios de estos puntos han sido descritos en el libro que lanzaron el año 2019 «algunas contribuciones psicoanalíticas a la salud pública», donde se recopilan las jornadas de salud mental realizadas en el hospital y los diálogos comunitarios sobre salud mental escritos por profesionales que se desempeñan en la red de salud O`Higgins.

Finalmente, el jefe de la unidad de Salud Mental del Hospital de Marchigüe, psicólogo Luilly Gómez, planteó que «estas iniciativas son fructíferas, ya que permiten transmitir ciertas prácticas de coordinación entre distintos hospitales, que nos muestran la importancia de la co-construcción de espacios comunitarios para el diálogo sobre la salud mental. Así también señalar que las puertas siguen abiertas para instancia como esta, toda vez que el escenario actual de pandemia amerita estar preparados para acoger aquellas consecuencias psíquicas que pueden aparecer en la población, las cuales me parece muy importante no desatender», culminó.