Una buena salud mental es compromiso de todos

Una buena salud mental es compromiso de todos

Cada 10 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Salud Mental, con el fin de crear conciencia en la población sobre los cuidados de enfermedades de este tipo. En estos difíciles tiempos de pandemia, esta temática ha tomado aún más relevancia, principalmente por los efectos que ha provocado en la sociedad. Hoy en día la salud mental se ha visto afectada, enfrentándonos a diario a la incertidumbre producto de la pandemia, como también al miedo al contagio.

Es por ello que es importante destacar esta importante fecha de conmemoración, instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que busca recordar la importancia de respetar y promover la dignidad de las personas afectadas por trastornos mentales, resaltando el respeto y apoyo que se les puede brindar.

Al respecto, la asistente social del Programa de Salud Mental del Hospital de Litueche, Evelyn  Cerón, indicó que «este 10 de octubre se conmemora el día Mundial de la Salud Mental, sin embargo, a diferencia de años anteriores se celebra en un momento en que nuestras vidas cotidianas se han visto ampliamente transformadas como consecuencia de la pandemia de COVID-19, principalmente evidenciado dichas afectaciones en cambios de rutinas a nivel familiar, social, educacional y laboral, donde los pacientes de salud mental debieron permanecer más aislados socialmente que antes, afectando significativamente su situación de salud».

La asistente social agregó que «los profesionales de la salud no quedamos exentos, sino muy por el contrario, ya que la sobrecarga no ha sido solo laboral, donde la sobreexposición al contagio y las sensaciones de inseguridad se presentan de forma diaria con el posible traslado del contagio a cada familia».

Finalmente  la profesional del Programa de Salud Mental del Hospital Litueche, hace un llamado a la importancia de fomentar la toma de conciencia acerca de los problemas de salud mental, expresando que «el aprender a identificar nuestras emociones, sociabilizar, hacer actividades que nos conecten con el bienestar, mantener una alimentación saludable, cuidar nuestras horas de sueño, organizar los tiempos y planificar objetivos a corto plazo son fundamentales.