Uno de cada tres adultos mayores de 65 años ha sufrido una caída en el último año

Uno de cada tres adultos mayores de 65 años ha sufrido una caída en el último año

En el último año uno de cada tres adultos mayores de 65 años se ha caído al menos una vez. Y aunque las caídas muchas veces tienden a normalizarse, pues existe la creencia de que es algo “normal para la edad” esto no es así y una caída es una alerta de que algo no anda bien.

El geriatra de Clínica MEDS, Felipe Salech, explicó que “una caída no es parte de un envejecimiento normal, sino que es una señal de alerta de algo que hay que solucionar, pues pueden producir variados efectos que pueden llevar a una persona rápidamente a la dependencia y a la postración, que es lo que debemos evitar”.

“Las caídas pueden tener graves consecuencias en las personas mayores que incluyen mortalidad y la pérdida de independencia. Una de las más conocidas es la fractura de cadera, la que puede generar graves efectos que incluyen una baja en la capacidad de realizar actividades cotidianas por el temor de volver a caer, llegando en algunos casos a limitar sus capacidades de realizar tareas habituales como levantarse o caminar”, agrega el especialista de Clínica MEDS.

Actualmente existe poca conciencia de que las caídas son un problema de salud pública, a pesar del gran impacto que éstas tienen en la vida de las personas y los sistemas de salud, donde países como Estados Unidos gastan anualmente más de 37 billones de dólares solo en este concepto.

“Uno de los problemas que hoy tenemos es que la persona que sufrió una caída es atendida por su consecuencia, pero no se profundiza sobre la caída que la generó. Por ejemplo, si una persona se cae y se rompe la muñeca, será diagnosticada como fractura de muñeca, va a ser atendido por un traumatólogo que va a tratar esa muñeca, pero no se abordará como problema la caída que la generó, y como equipo de salud habremos perdido la oportunidad de prevenir nuevas caídas y sus consecuencias”, aseguró el geriatra de Clínica MEDS.

Qué produce las caídas

Hay un gran número de motivos por los cuales una persona mayor puede caerse. “Existen causas propias de las personas y causas asociadas al ambiente que rodea a la persona mayor, por lo cual, el estudio de un paciente con caídas debe ser acucioso y sistemático en busca de los principales determinantes”, explicó el doctor Salech.

En este sentido, el geriatra indicó que “hay causas propias de la persona mayor como un mal funcionamiento del sistema vestibular en el oído medio, una neuropatía periférica, sarcopenia, artrosis, arritmias o enfermedades del sistema nervioso central como un accidente cerebro vascular o Parkinson que pueden producir una caída”.
Agregó que también factores ambientales “como el uso de algunos medicamentos que pueden afectar el equilibrio como los remedios para estabilizar la presión o el uso de sedantes. También puede haber aspectos físicos de la casa de la persona como suelos resbalosos, mala iluminación o incluso un calzado no adecuado”.

Un tratamiento integral

Para llegar a por qué se producen las caídas, en Clínica MEDS crearon un Centro de Caídas, que lo que busca es que los especialistas que reciben a una persona mayor que ha sufrido algún daño puedan derivar a estos pacientes para ser estudiados y manejados de manera apropiada para prevenir nuevas caídas.

El doctor Salech explicó que “en este centro, la persona mayor va a ser evaluado por un terapeuta ocupacional, quien hará una búsqueda meticulosa y sistemática de diversos factores que producen caídas en personas mayores. Inmediatamente después de esta valoración, el paciente será evaluado por un geriatra quien usará esta información para generar un plan integral de manejo, guiado por metas”.

El entrenamiento kinésico es una herramienta fundamental para entrenar la marcha y disminuir el riesgo de caer, y en este sentido MEDS lleva la delantera. El especialista aseguró que “la principal ventaja de este centro es que podemos ocupar toda la red de centros MEDS, donde encontrarán a un equipo especialmente capacitado para este propósito, acercando así la atención a los pacientes y no dificultar aún más sus traslados”.

“La idea es tratar integralmente al paciente, nuestro principal objetivo es que la persona mayor se mantenga activa y autovalente”, destacó el doctor Salech.