Autoridades se refieren a situación de incendios forestales en la Región

Se declara Alerta Amarilla Regional por incendios forestales

Debido a las altas temperaturas la dirección regional de la Onemi O’Higgins en coordinación con la Corporación Nacional Forestal (Conaf), cancela la  alerta temprana preventiva regional que se mantenía vigente desde ayer jueves 9 y declara Alerta Amarilla Regional desde hoy 10 de noviembre y  hasta que las condiciones así lo ameriten.

Con la declaración de la Alerta Amarilla, se alistarán escalonadamente todos los recursos necesarios para intervenir de acuerdo a la evolución del evento, con el objeto de evitar que éste crezca en severidad, minimizando los efectos negativos en las personas, sus bienes y el medio ambiente.

Al respecto la directora regional de Onemi, Alejandra Riquelme explicó que  “se declara la Alerta Amarilla Regional  por incendio forestal,  esto a partir de la información proporcionada por la  Dirección Meteorológica de Chile quien señala que se registrarán temperaturas máximas por sobre el umbral desde hoy viernes hasta el domingo 12 de noviembre”.

De acuerdo  a la Dirección Meteorológica de Chile,   este fin de semana se manifestará una ola de calor que afectará  la costa e interior entre las regiones de Valparaíso y el Maule.

En ese contexto la directora de la Onemi  informó que “con estos antecedentes se supone un aumento  de riesgo en la propagación de incendios forestales, además de riesgo para la salud de la población, derivada por temperaturas extremas y por lo tanto el llamado es a la prevención,  además de evitar  uso de fogatas, cuidado en apagar correctamente colillas de cigarro  y evitar el trabajo de maquinaria  en horarios de mayor  calor, entre otras medidas, y un llamado especial a quienes incurran a efectuar quemas entendiendo que se trata de una actividad ilegal”.

De esta forma se mantendrá  la vigilancia sobre áreas forestales vulnerables, para impedir, detectar y combatir oportunamente la ocurrencia de focos de incendios, orientando a la población de zonas adyacentes a pastizales, matorrales y bosques, para evitar prácticas inapropiadas en el uso y manejo del fuego.

Asimismo se recomienda a la población que  extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por calor, entre ellas limitar su exposición al sol.