Seremi de Agricultura define 2017 como clave para Secano de OHiggins y adaptación al cambio climático

Seremi de Agricultura define 2017 como clave para Secano de O’Higgins y adaptación al cambio climático

Luego de sortear diversos obstáculos de índole administrativo, el presente año será testigo de la puesta en marcha del emblemático proyecto adjudicado a nivel país e implementado en la Región de O’Higgins bajo la coordinación de la Seremi de Agricultura de la Sexta Región, que busca entregar herramientas de adaptación de la pequeña agricultura del secano para que pueda sortear de mejor forma el cambio climático, fondo que asciende a los 10 millones de dólares y que pertenece a las Naciones Unidas.

Para el seremi del ramo, José Guajardo, “el año que recién comienza supone el mayor desafío que esta cartera ha tenido en largo tiempo.  Si bien es cierto no hemos podido ir cumpliendo 100% con los tiempos de la manera que hubiésemos querido -principalmente por temas de índole administrativos-, ello también responde a la convicción de hacer las cosas bien, y no apresurarnos, porque estamos frente a un proyecto no solo emblemático para la Agricultura, sino para el Gobierno Regional y para nuestro país, al ser el único en ejecución en Chile, y uno de los pocos en el mundo”.

Hoy, el proyecto está en etapa de definiciones respecto a recursos humanos, además de reuniones informativas y de coordinación con las autoridades municipales de las comunas involucradas (Pichilemu, Marchigüe, Lolol, Paredones, Pumanque, La Estrella, Navidad y Litueche), de manera de hacer parte a ellos en el proceso. Además, se está trabajando en cronograma definitivo y en el plan de implementación de la iniciativa. En cada uno de estos pasos, los actores involucrados -INIA, Ministerio del Medio Ambiente, AGCI- han sido claves para la consecución exitosa de las etapas, tanto superadas como por realizar.

“Esperamos concretar el primer hito, que es un taller inaugural, lo más pronto posible. Estamos abocados en quemar ciclos con profesionalismo y pulcritud, lo que exige tiempo, el cual muchas veces escapa de nuestras manos, como por ejemplo resoluciones que emanan desde Contraloría. Sin embargo, nuestro foco no está puesto en cuándo comenzamos, sino en cómo lo haremos, porque el éxito dependerá del trabajo en equipo y de cómo nuestros pequeños agricultores puedan finalmente comprender el fenómeno del cambio climático y adaptarse a él”, indicó el seremi.

Junto con lo anterior, el año agrícola también estará marcado por importantes inversiones en riego, con diversos concursos que la Comisión Nacional de Riego (CNR) estará abriendo a lo largo de 2017. También existe un trabajo de consolidación de la horticultura regional, con fuerte foco en la profesionalización, el trabajo de inocuidad y la potencial exportación de pequeños productores. “Esperamos un 2017 marcado por el fortalecimiento de la agricultura como motor económico regional, y es por ello que trabajamos en diversas aristas y de manera interministerial para lograrlo”, finaliza el Seremi.