Seremi de Educación recibe a profesores en paro

Seremi de Educación recibe a profesores en paro

Enfatizando la clara voluntad del gobierno de escuchar a los profesores, la seremi de Educación de O’Higgins, Alyson Hadad, recibió a la directiva del gremio, dialogó con ellos y les señaló la voluntad de abordar todas sus preocupaciones gremiales.

La reunión se realizó en el marco de la jornada de paralización que convocó el Colegio de Profesores de Chile, y que en O’Higgins tuvo como punto cúlmine la marcha que al mediodía de este miércoles 29 de octubre recorrió el centro de Rancagua y llegó hasta las oficinas de la Seremi de Educación, convocando a más de 800 docentes, según el Colegio de Profesores.

Seremi de Educación recibe a profesores en paroLa seremi de Educación, Alyson Hadad comentó que “nosotros recién recibimos  a la directiva del Colegio de Profesores en la actitud que hemos tenido como gobierno desde un principio. Les manifestamos que estamos abiertos al diálogo, abiertos a escucharlos porque sabemos que ellos tienen un sinnúmero de necesidades y de inquietudes con respecto a lo que viene en la reforma”.

La seremi explicó que “ellos manifiestan que agradecen que los escuchemos y les demos el espacio para recibirlos y acoger sus demandas y en ese sentido estamos tranquilos y conformes que pronto pueda haber frutos de estos diálogos y conversaciones que se han mantenido desde el inicio del Gobierno”.

El presidente regional del Colegio de Profesores, Benjamín Araneda, valoró ser recibidos por la seremi de Educación y señaló “nosotros agradecemos que nos haya recibido, que haya tenido la gentileza de acogernos acá y de recibir el documento que le entregamos y que manifieste disposición de suscribirlo en función de hacerlo saber hacia los niveles superiores en su momento”.

Benjamín Araneda asistió junto a Roberto Villagra, dirigente regional; Yorma Alcaraz, presidenta del comunal Rancagua, y Pedro Pablo Poblete, presidente del comunal de San Vicente.

Asimismo, en la Seremi de Educación se informó que desde Junaeb se tomaron todas las medidas para garantizar que la alimentación que se entrega a los niños más vulnerables de la región no viera interrumpida su distribución por la jornada de paralización.