Seremi de Salud potencia la toma de la presión arterial

Seremi de Salud potencia la toma de la presión arterial

Enmarcado en “Mayo mes de las mediciones”, la Seremi de Salud O’Higgins, en conjunto con la Universidad de O’Higgins e Inacap sede Rancagua, han recorrido diversos puntos de la región, con el objetivo de tomar la Hipertensión Arterial, informar a las personas sus cifras, entregar recomendaciones y hacer un llamado a la comunidad para que tome conciencia sobre la importancia de conocer su situación de salud.

Dicha temática es unos de los principales problemas de salud pública en Chile, se estima que 4 de cada 10 personas mayores de 25 años tienen la presión arterial elevada, cifra que se eleva a 7 de 10 en la población mayor de 65 años, atribuyéndose 1 de cada 7 muertes a esta patología.

El seremi de Salud, Rafael Borgoño, quién participó del operativo preventivo en la Plaza Los Héroes de Rancagua, expresó que “el Gobierno tiene como uno de sus ejes fundamentales la prevención y la promoción en salud, por lo mismo estas actividades suman para la protección de la salud de la población”.

El jefe de la cartera de salud regional, agregó que “si las personas saben sus números, puede conocer sus riesgos, situación que no está lejana, ya que 4 millones de chilenos tiene la presión arterial elevada, 1 de cada 3 no lo sabe, debido a que muchas veces no produce síntomas, aumentando los riesgos de tener un ataque cerebral o cardíaco”.

El equipo de salud entregó recomendaciones como por ejemplo que sea parte de una costumbre, que cada cierto tiempo acudir al centro de salud más cercano y solicitar que le midan la presión arterial; realizar actividad física al menos 4 veces por semana durante 30 minutos; mantener un peso acorde a la estatura; comer con menos sal; si bebe alcohol, hacerlo con moderación; no fumar, ya que aumenta el riesgo cardiovascular. En el fondo llevar estilos de vida saludables.

También la autoridad sanitaria aconseja sacar el salero de la mesa; comprar alimentos naturales y frescos; evitar alimentos envasados o procesados, como quesos, embutidos, fiambres; eliminar el uso de concentrados de caldo (cubitos), salsa de soya y kétchup; preferir comidas caseras, evitar las sopas en sobre, puré deshidratado; compare marcas y prefiera los productos sin sello negro “Alto en Sodio”; prefiera las panaderías que elaboran pan con menos sal.