14 personas terminan el largo y difícil camino de la rehabilitación

14 personas terminan el largo y difícil camino de la rehabilitación

Entre familiares y amigos, 14 pacientes recibieron sus certificados de egreso de la Comunidad Terapéutica La Ruca y El Ruco, institución que funciona gracias a aportes del Senda.

Milena Barril, fundadora de ambos centros de rehabilitación manifestó que “hoy estamos de fiesta, tenemos emociones encontradas, porque los hemos visto crecer y reencontrarse con ustedes mismos y sus familias”.

Además señaló que “agradecemos el apoyo de autoridades, el gobierno y todos los profesionales que forman la familia Rucana por creer en nuestro proyecto

Por su parte, Marcelo, paciente que recibió su alta terapéutica, señaló: “quiero transmitir mi más sincero agradecimiento a todos quienes  nos ayudaron a salir del consumo. Nos entregaron la palabra de aliento y nos enseñaron a creer en nosotros. El Ruco no es solo un centro de tratamiento, es acá donde nos enseñan a ser personas nuevamente, a seguir con nuestras vidas y a trabajar muy duro para tomar las mejores decisiones por nosotros y nuestros seres queridos”

Marjorie Alzamora, directora del Senda, indicó que “nuestro servicio trabaja incansablemente para mejorar la calidad de vida de miles de chilenos y chilenas, por eso  hoy tenemos 24 centros de tratamiento con más de seis mil plazas anuales. Queremos una región más sana, donde cada uno de los habitantes cuente con las mismas oportunidades y derechos, sólo desde ahí podremos terminar con las desigualdades que tanto daño hacen a quien tienen menos”.

La actividad finalizó con la entrega de los certificados que acreditaban las altas terapéuticas, pero más allá de lo formal, terminó con la alegría de ver a hombres y mujeres con una nueva oportunidad de ser felices y libres del consumo de drogas y alcohol.