40 jóvenes infractores de ley buscan llevar adelante sus proyectos de emprendimiento sostenible

El emprendimiento se ha consolidado como una pieza fundamental para el desarrollo económico y social de Chile. Incluso, hoy se ha convertido en un elemento clave para aquellos jóvenes infractores de ley que buscan reinsertarse en la sociedad. A través de la educación y capacitación se busca que tengan acceso a más y mejores oportunidades laborales, así como materializar sus capacidades creativas orientadas al emprendimiento.

40 emprendimientos de 40 jóvenes han sido acogidos gracias al programa Yo Emprendo Sostenible (YES), un proyecto de Observa Ciudadanía junto a InnovaFosis, que busca promover y generar capacidades en jóvenes privados de libertad que permanecen en el sistema de justicia juvenil de la RM a través de un programa formativo de incubación para que puedan crear sus emprendimientos y generar ingresos por medio de modelos de negocios con un enfoque de desarrollo sostenible.

A.J es uno de los jóvenes que completó la primera fase de su proyecto de emprendimiento y tiene su idea clara: tener una empresa de lavado de autos que pueda darle empleo a jóvenes que al igual que él, necesitan trabajar. “Tengo las ganas de crecer, de ser mi propio jefe y gracias al taller YES pude empezar”, menciona el beneficiario.

El proceso de este joven recién comienza. El próximo paso, será recibir acompañamiento y asesoría de un mentor o mentora que lo ayudará a desarrollar su modelo de negocio para volver realidad su idea.

“Proyectos así, generan grandes oportunidades para quienes han tenido muchas menos. Emprender es un desafío muy solitario y estar acompañado en el proceso te facilita tanto el desarrollo personal, como del emprendimiento”, comenta Alejandro Rodriguez, mentor de Yo Emprendo Sostenible, quien estará guiando a distintos jóvenes en sus proyectos.

Para Oscar Guerra, fundador de la ONG Observa Ciudadanía, la importancia del YES, más allá de la entrega de conocimientos, es que los jóvenes “puedan conectar con personas de otros círculos, con personas que emprendieron o que tienen otras experiencias de vida que pueden ser inspiradoras, pero que también se puedan nutrir de nuevos espacios sociales de integración que no buscan sacarlos de su círculo, sino que conectarlos”.