Jóvenes rancagüinos confeccionan protectores faciales en 3D para personal de salud municipal

Jóvenes rancagüinos confeccionan protectores faciales en 3D para personal de salud municipal

Como se ha dado a conocer desde otros países que viven la pandemia desde semanas antes que en Chile, uno de los grupos de mayor riesgo de contagio es el personal de salud que atiende a cientos de personas que podrían, eventualmente, tener el COVID 19.

Es por eso que una pareja de jóvenes rancagüinos pensó en la forma de ser útiles a su sociedad ante esta situación de emergencia. Ellos son Fernanda Navia e Isaac González, quienes hoy en día ya se encuentran fabricando estos protectores faciales, que consisten en una especie de plástico especial que cubre como una capa todo el rostro y cuello de quien lo usa.

Uno de los jóvenes, Isaac, señala que «cuando inició la pandemia pensamos qué podríamos hacer para aportar con nuestros dones y talentos. Vimos que en otros países se estaban haciendo protectores faciales y decidimos unirnos a esa causa y comenzamos a fabricarlos acá en Chile».

Por su parte, Fernanda explicó la forma en que se comunicaron con el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, quien inmediatamente comenzó los trámites para entregarles los materiales necesarios para poder fabricar estos elementos. «En un principio contacté al alcalde y nos pidieron ir a una reunión de coordinación. Todo se fue dando. Tuvimos ayuda de otros sectores también y comenzamos con la primera impresión en 3D de estos protectores faciales. La idea de nosotros es cooperar de manera voluntaria, pero que nos facilitaran los materiales. Quisimos unirnos a la causa de no criticar tanto, sino que tener más acción».

El alcalde de Rancagua asegura que la iniciativa de estos dos jóvenes es digna de imitar, ya que en esta situación las autoridades comunales no son los únicos que pueden trabajar y aportar a su comunidad: «hay dos filas de personas en estas situaciones de crisis. Los que critican, la que la compone una muy larga fila de personas y la que aporta. Estos jóvenes están en el grupo que ayudan, aportan, de manera desinteresada a su comunidad. Estos son los gestos que ayudan. Nosotros hacemos nuestros mejores esfuerzos, pero esta situación necesita del aporte de todos. Es por eso que el llamado es a ser un aporte», finalizó el edil rancagüino.

Cabe destacar que las labores tanto de mascarillas como de