Novedosa campaña invita a disfrutar y compartir el sabor de una hamburguesa para ayudar

Novedosa campaña invita a disfrutar y compartir el sabor de una hamburguesa para ayudar

Contribuir a un futuro con mayores oportunidades es uno de los objetivos de la novedosa campaña Corazón de Big Mac, impulsada este 2019 por McDonald’s en Chile. La iniciativa, que tiene como rostro a Sergio Lagos, busca recolectar fondos a través de la venta de cupones digitales de hamburguesas Big Mac, para aportar al desarrollo de los programas sociales de la Fundación Coanil y la Fundación para la Infancia Ronald McDonald.

Para colaborar, los antiguos y nuevos usuarios de la app de McDonald’s pueden encontrar, entre el 2 y el 15 de diciembre, el cupón Corazón de Big Mac, con el que podrán entregar su apoyo a las fundaciones dentro de todo el país.

Una meta para el corazón

Actualmente, más de 600 personas forman parte de los programas laborales que Fundación Coanil desarrolla a nivel nacional. La fundación, además, mantiene desde hace más de 12 años una alianza con la compañía de comida rápida, que da oportunidades laborales a jóvenes y adultos con discapacidad intelectual en los distintos restaurantes de la cadena en Chile. “Hace más de una década, venimos trabajando con McDonald’s en un programa que reconoce las competencias de las personas con discapacidad intelectual y los visibiliza socialmente como trabajadores de gran valor”, destacó la Coordinadora Técnica del Área Laboral de Coanil, Magdalena Delpiano.

Por su parte, la Fundación para la Infancia Ronald McDonald actualmente mantiene seis salas familiares construidas en hospitales públicos y, próximamente, inaugurará una nueva instalación en el Hospital de Rancagua. Todas ellas están destinadas a recibir y dar un espacio de descanso y contención a padres de niños en tratamientos médicos prolongados. A la fecha, la fundación ha acompañado a más de 500 mil familias desde la construcción su nuestra primera sala familiar en 2008. “Nuestro compromiso es entregar apoyo al núcleo familiar de los menores hospitalizados por largos períodos, a causa de enfermedades complejas. Sabemos que el estado emocional de los padres es fundamental en la recuperación de los niños, por lo que nuestro objetivo es siempre estar trabajando para crear espacios llenos de amor para las personas”, destacó Rosario Lavandero, Directora Ejecutiva de la Fundación para la Infancia Ronald McDonald.

La Fundación para la Infancia Ronald McDonald está trabajando también sobre ruedas a través de su consultorio pediátrico móvil. El programa, lanzado en 2017, busca aportar a la atención médica en zonas rurales a través de la habilitación de un camión como hospital móvil. Este ya ha atendido a 4 mil niños de comunas de las regiones del Maule y O’Higgins.

Para disfrutar de un Big Mac solidario sólo basta tener un teléfono móvil y las ganas de ayudar. Este 2019, McDonald’s espera recaudar y donar las ventas de cerca de 90 mil Big Mac en todo el territorio nacional.