Programa de Habitabilidad entrega dignidad y mejora calidad de vida a las familias

Programa de Habitabilidad entrega dignidad y mejora calidad de vida a las familias

La seremi de Desarrollo y Familia, Mónica Toro Toro y el alcalde de la comuna de Machalí, Jose Miguel Urrutia Celis visitaron la casa de Juana Fredes Fredes y de Angelica Lamos Ludueña, participantes del Programa de Habitabilidad. En la oportunidad, las autoridades entregaron equipamientos básicos que contempla esta iniciativa, que apunta a cumplir con las condiciones mínimas que necesitan para habitar una vivienda.

Más tarde, y junto a funcionarios del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, Fosis, las autoridades y beneficiarios, compartieron un almuerzo de cierre del Programa de Habitabilidad.

En este sentido, Juana Fredes, junto con recibir su diploma de certificación, agradeció al Programa porque “me ha ayudado mucho en la vida. Doy infinitas gracias porque ahora cuento con un baño en mi casa, y un cielo nuevo para mí pieza. Me arreglaron el circuito eléctrico. Estoy muy contenta y agradecida porque además he conocido personas maravillosas. Espero que sigan beneficiando a más personas”, culminó.

Para la seremi Mónica Toro, el Programa de Habitabilidad es “muy importante y valorado por las familias participantes”. Agregó además que es “fundamental para mejorar sus condiciones de vida”.

“En compañía del alcalde de la comuna de Machalí, pudimos visitar la vivienda de la señora Juanita y de la señor Angelica y nos pudimos dar cuenta del impacto que este Programa tiene en las familias. Les estamos dando dignidad, estamos mejorando sus condiciones de vida, y pudimos comprobar en terreno que este es un Programa muy valorado por las familias, lo que nos llena de orgullo y nos compromete a seguir trabajando para que más familias de la Región puedan también mejorar sus calidad de vida con el Programa de Habitabilidad”, manifestó la seremi.

Programa de Habitabilidad

El Programa tiene por objetivo potenciar las posibilidades y oportunidades de desarrollo, inclusión e integración social de las familias y personas beneficiarias del Subsistema de Seguridad y Oportunidades, a partir del desarrollo de condiciones básicas de calidad de vida, contemplando los bienes y equipamiento productivo, calidad de la vivienda y condiciones del entorno.

Entrega un servicio integral compuesto por activos tangibles (soluciones constructivas y equipamiento) e intangibles (Talleres de formación en hábitos de vida saludable). Esto, durante 12 meses de intervención. La convocatoria 2018, estuvo presente en 32 comunas en la Región.

“Este es uno de los programas que más nos gusta porque aquí se nota considerablemente la ayuda a quienes más lo necesitan, ya que viene a cubrir las necesidades fundamentales de las familias, como contar con un baño, una pieza digna, que no se llueva en invierno. Esperemos que sean más los recursos para beneficiar a más vecinos y vecinas que viven en vulnerabilidad, para que así puedan mejorar su calidad de vida”, culminó el alcalde.