Se preparan para ser futuras instaladoras sanitarias certificadas

Se preparan para ser futuras instaladoras sanitarias certificadas

Uno de los propósitos fue conocerlas y apoyarlas en esta nueva etapa para ellas. Por eso las autoridades se reunieron y participaron de esta iniciativa que busca entregarles competencias en el área de las  instalaciones sanitarias, con el fin de fomentar la inserción laboral a partir de la alianza entre Sernameg O’Higgins y empresa  Essbio.

Actualmente, obtener conocimientos para desempeñar exitosamente un oficio requiere una capacitación formal. Especializarse o adquirir técnicas actualizadas en rubros tan demandados como la gasfitería, requiere de personas que posean auténticos conocimientos técnicos para instalar y repara correctamente equipos sanitarios. Un elemento diferenciador que las autoridades recalcaron en este oficio que veinte mujeres – usuarias del programa Mujer Jefa de Hogar de la Ilustre Municipalidad de Olivar y del Centro de la Mujer de Rancagua-, iniciaron como desafío a través de este oficio que una vez finalizado el curso que dura 60 horas, estarán en condiciones de realizar en forma óptima funciones de mantención y reparación de instalaciones sanitarias, aplicando normas y reglamentos.

Práxedes Pérez, alcaldesa de Olivar, valoró esta iniciativa “que apoya a jefas de hogar que muchas veces se defienden solas y necesitan este tipo de apoyo y cursos como estos para que puedan surgir, tener más trabajo y una mayor calidad de vida”. Por su parte, María Francisca Baeza, directora regional (s) del Sernameg O’Higgins destacó la colaboración de empresa Essbio y de OTIC Proforma a cargo de la capacitación “porque indudablemente,  esto permitirá fortalecer la autonomía económica, empoderarlas en áreas un poco más masculinizadas, romper esquemas y  estereotipos de género y es una excelente oportunidad para que adquieran las competencias y destrezas a partir de un oficio certificado que pueda asegurar un trabajo remunerado de manera personal o colectiva”.

OTIC Proforma es el organismo a cargo de las capacitaciones que no sólo entregará aspectos técnicos y procedimientos como parte sustancial del curso, sino que también a lo teórico-práctico se agregan horas dedicadas a reforzar habilidades blandas, como lo destaca Claudio Muñoz, gerente de Nuevos Negocios, señalando que “nuestro objetivo es preparar mujeres gásfiters  en términos técnicos de Olivar y Rancagua, pero principalmente, nuestro propósito es potenciar a este grupo de mujeres. Hoy es una fuerza laboral que se requiere en esta materia, de un oficio que se ha ido perdiendo en algunas regiones y esta es una oportunidad de ingresar laboralmente y ser  económicamente independientes”, precisó.

El subgerente zonal de Empresa Essbio Rancagua, Juan Agustín Carrasco, destacó la creación de la Unidad de Equidad de Género, Diversidad y Calidad de Vida y junto con ello el convenio suscrito con Sernameg,  agregando que “para Essbio la equidad no es un tema de moda, sino que es un compromiso y los cursos que hoy  estamos visitando e iniciando acá, forman parte de este valor agregado que queremos darle a nuestro servicio y relaciones con la comunidad. Parte de las acciones y compromisos con el convenio suscrito con Sernameg lo estamos viendo materializado a través de estos cursos dirigidos a mujeres de distintas regiones como en Concepción, Chillán, Talca y Rancagua”, señaló el ejecutivo. Por otra parte, la  empresa de manera especial ha dispuesto para quienes cumplan y aprueben el proceso, la entrega de un set de herramientas para que cada una de ellas disponga de manera inmediata de los elementos mínimos para efectuar trabajos domiciliarios y también reciben un apoyo diario para la locomoción. Se espera que en la primera quincena de septiembre ya reciban sus respectivos certificados que las acreditan en éste, su nuevo oficio.