seguir potenciando a los horticultores para que también se conviertan en una potencia regional

“Sseguir potenciando a los horticultores para que también se conviertan en una potencia regional”

Son muchas las herramientas que se les han ido entregando en estos últimos años a los horticultores regionales, pues como región tenemos muchas producciones que no solo se venden en el país, sino que también es un referente en muchos países.

Así lo comentó el seremi de Agricultura de O’Higgins, José Guajardo, “esta región está llamada a realizarse fuertemente en ser una potencia agroalimentaria, hay que reconocer que hoy día somos una potencia en el ámbito frutícola, una potencia en el ámbito de producción de carnes de cerdo y de aves, en la producción de vino, y el avance del aceite de oliva, pero las hortalizas siempre fueron quedando atrás, rezagadas, eso es lo que el Gobierno ha querido potenciar, desarrollar fuertemente, que con otras experiencias ganadas en otros rubros, hoy día sean los pequeños productores que logren beneficiarse con este aprendizaje y que de una vez logren potenciarse y obtener mejores beneficios de su producción”.

Chile es reconocido a nivel internacional por la calidad de su fruta, carnes y vinos, la mayoría de ellos producidos en la Sexta Región, lo que nos deja como la región potencia a nivel nacional aportando a la economía nacional, incluso más que la minería.

Uno de los trabajos que se realizó con pequeños agricultores, fue el proyecto FIC, “Tecnologías innovadoras para hortalizas”, proyecto ejecutado por Fraunhofer Chile Research y apoyado por Fedefruta, donde cerca de 70 horticultores se capacitaron en tecnologías de post cosecha para darle un valor agregado a sus productos.

Para el seremi de Agricultura, es de suma importancia potenciar y capacitar a los horticultores, “Nosotros estamos enfocados en lo que es hortícola principalmente, siempre ha habido una relación muy estrecha con los productores maiceros y en el momento que aumenta la producción el precio cae, los hortaliceros comienzan a producir más y eso redunda muchas veces, en crisis de precios,  es decir, cuando hay mucha producción cae su valor”.

Los resultados de este proyecto, ha dejado en claro que los productores de hortalizas han podido interiorizarse en todas las innovaciones que requieren para poder entregar un producto con valor agregado, con un mejor precio y con la finalidad de competir con otros productores a nivel nacional y por qué no, a nivel internacional.