Universidad de O’Higgins cuenta con lugares de donación de libros en sus campus

Universidad de O’Higgins cuenta con lugares de donación de libros en sus campus

Con el objetivo de promover la cultura del libro y la lectura, la Universidad de O’Higgins (UOH) se unió al proyecto Arcandante, instancia impulsada por el Colegio de Lenguaje Tía Mónica y la Agrupación Viandante, que busca recopilar libros en base a donaciones para disponerlos gratuitamente en plazas de lectura y ferias de intercambio itinerantes.

Desde inicios de septiembre, tanto el Campus Rancagua como el Campus Colchagua, cuentan con puntos de recolección de libros, para dejar los textos que no son utilizados y que permitan que otras personas puedan leer y disfrutar.

El coordinador del Proyecto Arcandante, Hernán Morán, resaltó la importancia de contar con la UOH como aliado en esta iniciativa. “Es sumamente relevante que la Universidad de O’Higgins sea una plaza en actos de promoción del libro y la lectura. Esta es una cultura que no puede desaparecer y que está en jaque con los nuevos soportes tecnológicos, por lo que creemos necesario que los jóvenes se puedan vincular e interesar por iniciativas como esta”.

Hernán Morán destacó que “con el proyecto Arcandante hemos ido generando un proceso de recolección de libros a partir de la instalación de recolectores en distintos puntos de la Región. Lo que se logre juntar, se va a disponer en forma gratuita, tanto en ferias del libro, en plazas de lecturas y, a fin de año, en una actividad en la Universidad. Esperamos que l@s estudiantes puedan donar libros e invitar a compartir este trueque del libro”.

En tanto, el director de Vinculación con el Medio, Hernán Castro manifestó que “como Universidad, estamos muy entusiasmados con ser parte de esta instancia. Creemos fuertemente en esta idea y es por eso que contamos, tanto en el Campus Rancagua, como en el Campus Colchagua, con un repositorio de libros que la gente no esté leyendo y que puedan ser usados por otras personas para generar el gusto por la lectura”.

Castro enfatizó, además, que con esta iniciativa “buscamos que nuestros estudiantes disfruten de la lectura y ellos sean transmisores en sus familias y entorno del gusto por ésta”.