Los tips para no pagar de más al retirarse de un departamento

Se inicia un nuevo año y con esto, los meses de verano en que más se mueven los arriendos. Con el objetivo de que aquellos residentes que optaron por no renovar su contrato no deban pagar de más al retirarse de los departamentos que habitaban -desde Assetplan, plataforma tecnológica enfocada en la administración y arriendo de propiedades- entregan algunos tips para que las personas disminuyan los descuentos a su garantía por reparaciones.

  1. El contrato: Antes de entregar el departamento, siempre es importante leer el contrato próximo a expirar para chequear lo estipulado con respecto a la entrega del inmueble. “La recomendación siempre es tener el departamento en las mejores condiciones”, recalca Gonzalo Cabezas, gerente de Operaciones de Assetplan, quien agrega que “es necesario revisar aquello establecido en el contrato, donde se describen detalladamente los ítems y precios unitarios. Indudablemente, esto aporta a la transparencia cuando se trata de reparar la unidad una vez concluido el arriendo”.
  2. Los muros y la pintura: Dentro de los ítems que menciona el ejecutivo, uno de los  que suelen generar más gastos está relacionado con la pintura de la unidad. “Generalmente, el ítem que  más abulta el cobro al retirarse de un departamento, y que se lleva cerca del 70% del gasto en reparaciones del inmueble, es la pintura de la unidad”, apunta Cabezas, agregando que “muros y paredes en buenas condiciones serán fundamentales para evitar un gasto asociado al momento de entregar la propiedad”.
  3. Siempre cuidado con el piso: En departamentos con piso flotante es fundamental mantener en buenas condiciones dicho elemento, puesto que su reparación puede ser un gasto importante para quienes abandonan el inmueble. En esa línea, el gerente de Operaciones de Assetplan destaca que “el piso flotante no es resistente al agua, por lo que los residentes deben tener especial cuidado con este material, especialmente cuando hay alto tráfico en un piso fotolaminado de bajo estándar”.
  4. Detalles que valen: los daños, manchas o rayones en el techo son una problemática constante al retirarse de un departamento. Por lo mismo, desde Assetplan son enfáticos sobre la importancia de que, en este caso, los dueños de la propiedad sean claros y transparentes en lo que podría perjudicar la garantía. “En Assetplan contamos con un manual de mantención para cada departamento, lo que permite al arrendatario adelantarse a posibles daños -como en el techo-  y así minimizar sus cobros por garantía en el futuro”, cerró Cabezas.

El conocimiento y experiencia en la administración de arriendos permite disminuir los cobros de reparaciones tanto al arrendatario como al dueño del inmueble. Assetplan, por ejemplo, realiza asesorías a edificios que pretenden destinar todas sus unidades a la renta. Entre las adecuaciones para disminuir el daño a las unidades está el utilizar pintura en los muros -en lugar de papel tapiz- e instalar piso de material resistente para así asegurar su durabilidad en el tiempo.