Se abre concurso nacional 2020 del Programa de Integración Social y Territorial para proyectos habitacionales

Se abre concurso nacional 2020 del Programa de Integración Social y Territorial para proyectos habitacionales

La necesidad de disminuir el déficit habitacional en la región de O’Higgins y de integrar a familias de distintos ingresos en proyectos que cuenten con altos estándares de calidad, bien conectados a la ciudad, con equipamiento y espacios comunes para generar comunidades, es el objetivo del Programa de Integración Social y Territorial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

Es por esta razón, que el Minvu ya abrió la convocatoria para que las entidades desarrolladoras que están interesadas en presentar proyectos para comunas donde exista demanda habitacional, puedan realizarlo hasta el 30 de abril.

Al respecto, el seremi de Vivienda y Urbanismo de O’Higgins, Francisco Ravanal, dijo que “este programa de Integración Social y Territorial (PIST) ha tenido muy buenos resultados en nuestra región, cada vez más entidades desarrolladoras han apostado por construir este tipo de proyectos, que nos permite, como Minvu, incentivar la generación de oferta inmobiliaria en comunas de escala intermedia, y, además, contribuir a la integración social de familias de diferentes ingresos”.

Asimismo, destacó que “en el llamado 2019 se seleccionaron 24 proyectos de Integración Social que se están comenzando a construir en las comunas grandes como Rancagua, Rengo y San Fernando, pero también en otras de escala intermedia como Machalí, Graneros, San Vicente, Santa Cruz, Requínoa y Quinta de Tilcoco, contribuyendo con un total 3.669 nuevas viviendas para la región, de las cuales 948 serán destinadas a familias vulnerables (DS.49 sin deuda hipotecaria) y 2.721 para familias de Clase Media Emergente (DS.1 con deuda hipotecaria)”.

Por su parte, Manuel Alfaro Goldberg, director del Serviu, enfatizó en que “estos tipos de proyectos nos permiten ir disminuyendo la brecha que tenemos en cuanto al déficit de viviendas en la región de O’Higgins, que según datos del Censo 2017, alcanza las 16.836 unidades”.

Agregó además que “hay que destacar que como ministerio estamos seleccionando cuidadosamente los proyectos, y estamos colocando la vara alta para garantizar a las familias que sus viviendas no sólo sean dignas, sino que amplias, amigables con el medio ambiente, bien conectadas con la ciudad, con áreas verdes y más, ya que esas características son parte de las condiciones mínimas para que los proyectos califiquen en el programa”.

Y es que efectivamente las entidades desarrolladoras tienen la posibilidad de obtener un mayor puntaje al ofrecer, por ejemplo, elementos de eficiencia energética como sistemas solares térmicos, paneles fotovoltaicos, ventanas termopanel, aislación térmica exterior, viviendas acondicionadas para personas con discapacidad o movilidad reducida, espacios comunes con rescate de tradiciones locales, entre otros.

Asimismo, una de las características de estos proyectos es que las familias no deben necesariamente tener posesión del subsidio habitacional, es decir, el proyecto ya cuenta con los subsidios asignados, por lo que las familias sólo deben cumplir con el ahorro y la antigüedad en su libreta de ahorro para la vivienda, el porcentaje de vulnerabilidad en el Registro Social de Hogares que los califique para el tipo de casa a la que quieren postular.

Las empresas interesadas deberán ingresar los proyectos a través del Serviu con la documentación y antecedentes exigidos por el D.S.19 y por la resolución exenta N° 208. Previamente, la entidad desarrolladora deberá postular el proyecto a través de los medios electrónicos que el MINVU disponga para estos efectos.