Académico UOH publicó investigación sobre protestas en Hong Kong en revista de Oxford University

Académico UOH publicó investigación sobre protestas en Hong Kong en revista de Oxford University

El Dr. Patricio Saavedra, del Instituto de Ciencias Sociales, fue parte del equipo internacional de investigadores que analizó las dinámicas subyacentes a las protestas masivas que tuvieron lugar en el territorio asiático y explicó cómo fue posible que evolucionaran de ser mayoritariamente pacíficas a mostrar un alto grado de violencia.

Durante la segunda mitad de 2019, Hong Kong se convirtió en el centro de atención mundial al verse sacudido por una ola de enfrentamientos cada vez más violentos entre la policía y los manifestantes.

patricio saavedra

Patricio Saavedra

En este contexto, el académico del Instituto de Ciencias Sociales, Dr. Patricio Saavedra, en conjunto con investigadores asociados a universidades inglesas y de Hong Kong, realizó la investigación Patterns of ‘Disorder’ During the 2019 Protests in Hong Kong: Policing, Social Identity, Intergroup Dynamics, and Radicalization (Patrones de «desorden» durante las protestas de 2019 en Hong Kong: vigilancia, identidad social, dinámica intergrupal y radicalización) que fue recientemente publicada en la revista sobre criminología de la Oxford University Press “Policing: A journal of policy and practice”

El estudio buscó dar cuenta de la dinámicas subyacentes a las protestas masivas que tuvieron lugar en Hong Kong e identificar los patrones de evolución en el accionar de los manifestantes, es decir, explicar cómo fue posible el paso de protestas mayoritariamente pacíficas a un levantamiento con un alto grado de violencia en donde los grupos que propulsaban estas acciones fueron ganando apoyo entre la población.

Los autores de la investigación también entregan una visión, desde la academia, que contrasta con la narrativa que las autoridades locales de Hong Kong y del gobierno Central Chino habían elaborado sobre las protestas. “Como es de público conocimiento, en este relato ‘oficial’ se negaban hechos de brutalidad policial contra manifestantes, así como también violaciones a los derechos humanos. A lo anterior, se suma la ‘demonización’ de los protestantes, cuyas acciones eran atribuidas tanto a una mera ‘irracionalidad’ de los mismos como a la supuesta influencia de actores extranjeros”, explicó el Dr. Saavedra.

En la investigación se estudiaron datos elaborados por instituciones públicas de Hong Kong sobre las protestas, así como también los patrones conductuales que siguieron, descritos y explicados por los manifestantes. Rápidamente se concluyó que las protestas evolucionaron de realizarse en torno a una temática particular (una ley de extradición) a demandas más amplias (apertura hacia un sistema más democrático), para – en paralelo- también transformarse en manifestaciones anti-policía producto de los reiterados abusos de los agentes locales en contra de la población. Para esta evolución se identificó la (in)acción de las autoridades de gobierno frente a las demandas populares como un elemento fundamental que permitió la masificación de la protesta.

Otra conclusión importante, tiene que ver con el hecho de que los reiterados abusos de la policía de Hong Kong contra la población civil ayudaron a escalar el conflicto social de manera tal que los grupos más ‘radicalizados’ o que apostaban por acciones más violentas para ser escuchados por las autoridades fueron ganando apoyo entre la población. Este soporte a los sectores más violentos también se identificó bajo la forma de ‘auto-defensa’, en el sentido de que parte importante de los manifestantes comprendieron que enfrentarse con la policía era necesario en tanto esta institución comenzó a ser percibida como una ‘amenaza’ para la seguridad de las personas”, agregó el Dr. Saavedra.

Además, se concluyó que en el escalamiento del conflicto no sólo fue importante lo que la policía hizo sino también lo que dejó de hacer: si deja de dar protección a los manifestantes pacíficos o permite entrever que existe un trato preferencial -o al menos diferencial- hacia contramanifestantes afines a la autoridades, es altamente probable que el grueso de los protestantes comience a pensar que la policía como institución carece de legitimidad y su mera presencia se constituye como un elemento de conflicto.

Respecto de la importancia de esta investigación, el Dr. Saavedra manifestó que “a pesar de las diferencias históricas y culturales entre Chile y Hong Kong, los hallazgos que se reportan pueden ser extrapolados para entender los procesos de radicalización de la protesta y escalamiento del conflicto tras el Estallido Social en Chile: la experiencia ganada en el estudio sobre los sucesos ocurridos el año pasado en Hong Kong, permiten ir agudizando nuestro propio análisis sobre el actuar de los manifestantes y los agentes del Estado en relación a la emergencia y desarrollo de movimientos sociales masivos en Chile”.

Este estudio colaborativo multidisciplinar, liderado por el Profesor Clifford Stott, decano de investigación de la Keele University en Inglaterra, entrega visibilidad internacional del trabajo que se está realizando en la Universidad de O´Higgins en una materia de relevancia mundial. “Poder participar de estudios empíricos sobre temáticas actuales y con amplia cobertura periodística internacional, demuestra a la comunidad científica y al público general que en la UOH existen capacidades instaladas para poder llevar a cabo investigación de primer nivel”, agregó el Dr. Saavedra.

La revista Policing: a Journal of Policy and Practice es una publicación líder en políticas y prácticas, destinada a conectar a las autoridades de las fuerzas del orden, los investigadores policiales, los analistas y los responsables de la formulación de políticas.  Actualmente ocupa el puesto 21 de 69 revistas en la categoría de Criminología y Penología, lo que refleja su rápido ascenso en los rankings de la especialidad.

“Este trabajo también tiene importancia para el proceso de emergencia en que se encuentra el campo de la criminología en Chile. Estudios como este pueden ser vistos como pequeños pasos de avance en este proceso en el que la UOH ha jugado un papel crucial como entidad precursora de la naciente Sociedad Chilena de Criminología (SOCHICRIM) y también como patrocinadora del Primer Congreso Internacional de aquella sociedad, que se está realizando durante Noviembre”, sentenció el Dr. Saavedra.