Claves para ordenar las deudas con el 10%: Qué cuentas debo pagar primero

Claves para ordenar las deudas con el 10%: Qué cuentas debo pagar primero

“Pagar las deudas es la mejor inversión”, una frase que no tiene sentido para algunas personas, pero que incluye una gran verdad detrás, pues entrega tranquilidad a las personas, evita la generación de intereses y permite además mantener una cadena de pagos que es fundamental para la economía.

Ante esto, la recomendación es que, de aprobarse un tercer retiro de fondos de las AFP, estos recursos sean considerados para el pago de deudas. Pero ¿cuál debo pagar primero?

El abogado y experto en gestión de cobranza, Alberto Gerszencvich, entrega una estrategia para ir pagando las deudas y ordenar los compromisos financieros, para evitar después problemas mayores.

Se debe priorizar la cuenta más vencida, o la que lleve más tiempo en situación de morosidad, pues es la que dará más problemas a las personas que deben, generando aún más intereses.

Seguir con las deudas más chicas, que parecen menos molestas, pero si son varias, se van acumulando y generando un desorden mucho mayor para las finanzas personales.

Preocuparse de aquellas que impliquen el corte de servicios básicos, acercarse a repactar o refinanciar esos compromisos, para evitar quedar sin dichos servicios.

Consolidar la deuda: Si hay alguna institución financiera dispuesta a comprar todas las deudas, obtener estos recursos, pagar todas las deudas y pedir uno o dos meses de gracia, para empezar a pagar luego una sola cuota.

“Las postergaciones ya terminaron y hoy no hay muchas alternativas para dejar de pagar, ya que esto solo nos traerá como consecuencia la acumulación de la deuda. Si no pago hoy, tendré que hacerlo en tres meses y con mayores intereses. Hay que abonar, repactar, refinanciar, alternativas que el sistema hoy permite y que los bancos, retail y todas las instituciones financieras están dispuestas a entregar. Las empresas de cobranza en esta cadena jugamos un papel fundamental, ya que acercamos todas estas posibilidades a las personas y hacemos el nexo con las instituciones a las cuales se les adeuda”.

Se debe considerar además, que el pago de deudas permite la mantención de una cadena de pagos efectiva, que es la columna vertebral de la economía del país, pues si las personas no cancelan sus compromisos financieros, más empresas quiebran y sigue aumentando la cesantía.