Sence certifica en Paredones pescadores artesanales

Sence certifica en Paredones a pescadores artesanales afectados por la veda

La capacitación financiada a través del programa de Becas Laborales, significó una inversión de $15.600.000, e incluyó un subsidio de $3.000 por día asistido y otro de $200 mil pesos para la compra de materiales de trabajo.

En el salón de reuniones del sindicato Nro. 1 de pescadores de Bucalemu se realizó la certificación 13 alumnos del curso de «Comercialización de productos y servicios en pequeños negocios o microempresas», ejecutado por el OTEC Edecap y gestionado por la Gobernación de Cardenal Caro para los miembros activos de los sindicatos de pescadores de la provincia.

Sence certifica en Paredones pescadores artesanalesCon la presencia de la Gobernadora de Cardenal Caro, Teresa Nuñez; el alcalde de Paredones, Sammy Ormazábal; el seremi del Trabajo, Sergio Salazar, y el director regional del Sence, Cristian Pavez, se realizó el cierre del curso de 50 horas, que entregó nuevas herramientas laborales a los pescadores afectados por la veda de Merluza común y el Loco.

El director regional del Sence, Cristian Pavez, explicó cómo se gestó esta capacitación: «El año pasado algunos sindicatos le hicieron ver a la gobernación el problema económico que les provoca la veda. Tras esfuerzos intersectoriales, desde Sence ofrecimos al sindicado de Bucalemu una capacitación mediante el programa de Becas Laborales, que viene a entregar nuevas herramientas laborales a más de una docena de pescadores».

La gobernadora de la Provincia de Cardenal Caro se comprometió a seguir apoyando en terreno a estos trabajadores: «Para nosotros es importante como provincia que los trabajadores se capaciten, sobre todo los pescadores artesanales que hoy están pasando un proceso muy difícil. Esperamos que no sea el último curso, sino que la consecución de un trabajo conjunto hacia ellos», dijo.

Por su parte, el alcalde de Paredones destacó la labor del Sence y la recepción del curso en los usuarios: «Este tipo de capacitaciones siempre están más orientadas a las capitales regionales o a las ciudades y poco llegan a las caletas. Bucalemu es una localidad apartada y los pescadores no tienen mucho acceso a la capacitación, así que se valora el trabajo del Sence, sobre todo en tiempos difíciles en que los pescadores artesanales no la están pasando bien. Esto les viene a levantar el ánimo».