“Sistema de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la vida laboral, familiar y personal”

“Sistema de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la vida laboral, familiar y personal”

A través de una clase magistral de género y de la presentación de experiencias del proceso y acreditación de la Norma 3262:12 se realizó el pasado 11 de marzo, este importante seminario en Sun Monticello,  en el contexto de las actividades del Día Internacional de la Mujer y en el Mes de la Mujer. La jornada comenzó con el saludo de la gobernadora de Cachapoal, Ivonne Mangelsdorff, quien refiriéndose al interés sobre el tema dijo “me llena de orgullo ver cómo hoy empresas de manera voluntaria quieren suscribirse a la norma para ir avanzando en conciliación real entre el trabajo y la familia”, agregando que en este “ejercicio del derecho en igualdad de condiciones”, resulta primordial que desde las empresas se vayan relevando las diferencias, que son nuestras competencias, lo que nos hace distinto, pero que a la vez nos complementa,  sea considerado como un valor agregado en el mundo del trabajo”.

Marcia Palma, seremi de la Mujer y Equidad de género,  valoró como “muy significativo e importante este encuentro, pues tiene algo mucho más profundo, porque estamos aquí por un modelo de gestión que implica mejoría, transversalidad y equidad de género, que implica buenas prácticas laborales en el respeto, la diversidad y en la valoración de las trabajadoras y trabajadores, como personas, en los espacios laborales, personales y en los espacios familiares”, agregando que tal como nos ha mandatado el Gobierno del Presidente Piñera, “esas son las empresas para el Chile que queremos, un Chile mejor y  más inclusivo”. Agradeció a las empresas que se adhieren y tienen el interés de mejorar sus espacios con un mejor clima laboral, menos rotación del personal y de una mayor productividad.

“El programa de Buenas Prácticas con enfoque de género, del Servicio Nacional de la Mujer, está impulsando que más empresas y organizaciones puedan fomentar una mayor inclusión, una nueva cultura del trabajo y mayor fuerza femenina en igualdad de condiciones,  a través de este tipo de encuentro y difusión de la Norma 3262:12”, señala la directora Regional de SernamEG O’Higgins, Francisca Becerra, quien agrega “con el fin de que conozcan la experiencia de otras entidades que han iniciado este proceso, para que ejecutivos, empresas, sindicatos y asociaciones vean los beneficios que conlleva esta transformación de la cultura organizacional a través de este sistema”.

Primer Servicio Público con la Norma 3262:12

El Instituto de Previsión Social se propuso en marzo del 2019  ser el primer servicio  público en adoptar la Norma Chilena 3262:12,  por eso inició el proceso y en diciembre del mismo año, cumplieron el objetivo. El analista del Departamento de Gestión Estratégica y Estudios, Saúl Vásquez, dijo que “desde el 2010, mirando y buscando la manera de ser sucursales más inclusiva y con mayor equidad de género, este proceso nos llegó de manera más natural”. Aseguró que la norma ayudó a ordenar y aterrizar estrategias, unir todas las acciones y elementos que parecían dispersos. “Es un instrumento que nos guía y articula, es un sistema que nos obliga a mirarnos hacia dentro y ver cómo estamos como institución frente a estos temas”.

En tanto, la experiencia de transformaciones que vivió la empresa sanitaria Essbio -que cuenta con varias de sus reparticiones ya certificadas con la norma en las instalaciones de Concepción-, fue dada a conocer por Claudio Toloza,  Jefe de la Unidad de Equidad de Género, Diversidad y Calidad de Vida de la empresa sanitaria. Fueron desarrollando y aplicando iniciativas correctivas de manera voluntaria y con anticipación (diagnóstico, medidas de corresponsabilidad parental, cursos, capacitaciones, campañas de acoso laboral y sexual, prevención de violencia, entre otras acciones). “La Política de Igualdad de Género se transformó en la declaración de la compañía. Aquí fue importante armar un equipo de género en el que participan los dueños de los procesos. La jefa de reclutamiento y selección, la jefa de remuneraciones; capacitación y todos las personas involucradas en la norma, y así en conjunto, comenzamos estos procedimientos que tenían que tener enfoque de género”. En este mismo contexto, Víctor Hugo Bustamante, gerente de operaciones de Essbio firmó una  carta compromiso junto a la directora regional de SernamEG, para dar inicio a un nuevo proceso de implementación y Certificación en Rancagua, en que comenzarán por el edificio corporativo y una de sus plantas de producción.

El relato y la experiencia de María Teresa González,  Gerenta General de Statkraft Chile, empresa noruega dedicada al desarrollo de energías limpias señaló que “es sumamente estratégico ser cada vez más diversos y eso incluye la diversidad de género. Nosotros creemos y tenemos la convicción de que incluir a la mujer en el mundo laboral y, en nuestra compañía, es fundamental para incorporar a todos los talentos posibles para el desarrollo de los países”.

Firma de Convenio con Mundo

En esta jornada, SernamEG firmó un convenio de colaboración con la Empresa de Telecomunicaciones Mundo. La firma compromete la transmisión de contenidos audiovisuales en forma gratuita a través de su señal para difundir y llegar a nuevos públicos con los mensajes,  campañas comunicacionales y quehacer institucional del SernamEG.

“Igualdad de Género: Historia y Desafíos para un Nuevo Chile”

La doctora en Estudios Americanos, magister en Estudios Sociales y Políticos y directora de Centro Cielo, de Univ. Santo Tomás, Pamela Caro, profundizó sobre las dimensiones del género a partir de la historia y los desafíos que la sociedad debe tener en cuenta. La docente señaló “hoy estamos socialmente en una etapa de cómo resolver y reparar las relaciones sociales de hombres y mujeres de una historia de daño”. La experta hizo un análisis de la posición, según la época, de las mujeres y sus demandas, “el origen de las persistencias” y fue mostrando “el tramado de esta transversalización del género que lo cubre todo”: desde las relaciones sociales de poder, la magnitud de los cambios, la normalización y lo cotidiano, el valor del trabajo reproductivo, el nuevo pacto social, entre otros.  Valoró el trabajo y el interés de que más empresas se interesen en la perspectiva de género como base para sus transformaciones, “las trampas”, “sesgos de género” y “hábitos de género patriarcal”. Al respecto dijo que “los hábitos de género patriarcal aunque se tenga conciencia de la desigualdad, la reproducimos igual”. Algunos desafíos: remover trampas y sesgos que están en el arte, en la música, en la juguetería, en las religiones. “Mirarnos en nuestra diversidad, en nuestras variables, en nuestra forma tan distinta de aproximarnos al mundo”.