Cooperativas agrícolas se unen en busca de soluciones innovadoras para desarrollar una horticultura diferenciadora en O’Higgins

Cooperativas agrícolas se unen en busca de soluciones innovadoras para desarrollar una horticultura diferenciadora en O’Higgins

La pandemia golpeó fuertemente en la economía del país y la reactivación supone un desafío en todos los sectores. Si bien la agricultura se mantuvo en pie durante el peak de la crisis sanitaria, visibilizando su contribución a la economía regional, la atención de los agricultores se centró en generar ideas innovadoras sobre producción limpia; punto clave a la hora de distribuir hortalizas inocuas y de calidad durante la pandemia.

Es por eso que, Cooagricam, Cachapoal Sur y Coopeumo, postularon al programa ‘Conecta y Colabora’ de Corfo; en busca de una estrategia operacional asociativa para poder canalizar y robustecer las posibilidades de negocios en el rubro hortícola, acercándose a mercados más exigentes.

“Desde hace un tiempo estamos vinculados con agricultores y cooperativas de la región, al alero de HortiCrece, y hemos participado de distintas instancias donde surgen ideas de trabajos colaborativos. En el caso puntual de este proyecto, se dio la coyuntura de la pandemia y visualizamos una oportunidad de continuar mejorando en nuestros estándares de inocuidad de forma asociativa”, indicó Oscar Mejías, socio de la Cooperativa Cachapoal Sur.

En un principio surgió la necesidad de garantizar un volumen de hortalizas a través de esta asociación entre cooperativas y así poder abastecer los mercados actuales, y algunos a futuro que se pudiesen generar producto de la actividad hortícola.

Sin embargo, producto de la pandemia, esta idea fue evolucionando y se centró en implementar y desarrollar un protocolo de inocuidad basado en la aplicación de ozono en hortalizas, involucrando la experiencia en gestión de dos de estas cooperativas y una empresa agrícola, permitiendo ampliar la oportunidad de negocios y accediendo a nuevos mercados más exigentes, como empresas de alimentación.

“Le dimos este giro, luego de conversaciones con HortiCrece, ya en medio de una crisis sanitaria, tratando de buscar y desarrollar alguna estrategia comercial asociativa para poder canalizar y robustecer estas posibilidades de negocios. Todo esto es pensando en que tendremos que entregar mayores garantías de inocuidad de nuestros productos, por tanto, el proyecto sufrió un giro porque consideramos que era interesante desarrollar un software de gestión”, indicó la gestora de proyectos de la cooperativa Cooagricam, Marcela Reyes.

Por su parte, el director regional de Corfo, Emiliano Orueta; manifestó que “bajo un escenario económico complejo como el que estamos viviendo se requiere pensar diferente y buscar nuevas formas de impulsar negocios. El Conecta y Colabora, es un programa de Corfo que busca soluciones en conjunto para que, a través de la colaboración y la innovación, puedan levantarse y seguir generando recursos. Corfo quiere hacer frente a la amenaza de la pandemia e incentivar a las empresas a nuevas formas de hacer negocios”.

Con esta iniciativa los productores van a poder alcanzar una mayor trazabilidad desde el huerto hasta las plantas de proceso y también dar un valor agregado a las hortalizas, lo que tiene que ver con la aplicación de ozono vaporizado, para mermar la carga bacteriana que puede contener la materia prima que produzcan y así dar un respaldo y -además- seguridad a los clientes que los procesos son bajo un protocolo de buenas prácticas agrícolas.

Al respecto, Mejías puntualizó que con este proyecto “los beneficios son múltiples, desde la generación de redes y la consolidación de nuestro modelo cooperativo, hasta el posicionamiento de nuestra marca a nivel nacional, pasando por mejoras en nuestros protocolos de calidad, inocuidad y trazabilidad. Otro aspecto importante es el desarrollo de inteligencia de mercado que nos permita ajustar nuestros procesos con el objetivo de abastecer en conjunto la creciente demanda por alimentos de calidad”.

Estas cooperativas gracias al proyecto ‘Conecta y Colabora’ podrán contar con las herramientas necesarias para entregar hortalizas inocuas y de calidad a los consumidores, reforzando su cadena de comercialización, sumando valor diferenciador a su trabajo en el campo.