SAG fiscaliza trazabilidad animal

SAG fiscaliza trazabilidad animal en feria de animales de San Fernando

La Feria de Animales de la ciudad de San Fernando, es la feria de compra y venta de animales más grande de la Región de O’Higgins. En esta feria, se tranzan aproximadamente 700 ejemplares durante jornada. Por aquello, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), fiscaliza y controla el origen de éstos, a través del uso del Formulario de Movimiento de Animales y el uso de DIIO en bovinos (Dispositivo de Identificación Individual Oficial).

Estas actividades son chequeadas por medio del Sistema de Información Pecuaria, (Sipec), uno del componente del Programa Oficial de Trazabilidad Animal, siendo una funcionaria del SAG, premunida de conectividad a internet, la encargada de revisar y verificar cada uno de los códigos de DIIOs de los animales al ingreso de éstos a la Feria.

En base al rol fiscalizador y beneficios propios para los ganaderos de la región, el director regional (TP) del SAG de O’Higgins, Rodrigo Sotomayor, señaló “El SAG de la región, es pionero en la zona central del país en adoptar la medida de mantener los días de feria, a una funcionaria permanente en el recinto al ingreso de los animales, por lo que se ha logrado una mejora sustancial de la fiscalización”.

SAG fiscaliza trazabilidad animalAdemás agregó, “Nuestras acciones son de amplio conocimiento por parte de los ganaderos de esta y otras regiones que confluyen a comercializar su ganado a esta importante feria. Asimismo, con la presencia del SAG en el recinto, se busca apoyar y mejorar la fiscalización de la Ley N° 20.596, que mejora la prevención del delito de abigeato”.

Durante la jornada, personal del SAG fiscalizó, por medio de la revisión de formularios de movimiento animal, que la información contenida en estos coincidiera con la carga transportada, así también, se verificó que los DIIOs de bovinos se encuentraran informados al SAG, previo al movimiento o salida de los animales desde sus predios de origen, según requisitos del Programa Oficial de Trazabilidad Animal, lo que constituye motivo de infracción por el no cumplimiento de la normativa establecida por el mismo programa.

El objetivo que persigue el SAG al controlar y fiscalizar este tipo de ferias, es mantener identificados los animales y sus movimientos en este eslabón tan importante de la cadena de comercialización, con el fin de realizar vigilancia epidemiológica de enfermedades que están bajo programas de control y erradicación, como la Brucelosis Bovina, así como también, vigilancia sobre enfermedades que no están presentes en nuestro país.

Medidas adicionales
El SAG, durante estas jornadas, también busca controlar la normativa asociada a Bienestar Animal, Bioseguridad en Recintos Feriales y cumplimiento de la regla sobre los medios de transporte de ganado utilizados.

El recinto ferial por su parte, cumpliendo con lo establecido por el Servicio, mantiene en sus dependencias un laboratorio para análisis de Brucelosis Bovina, cuyo responsable es un médico veterinario. Aquí se realiza la prueba Rosa de Bengala a los animales susceptibles de Brucelosis, buscando un diagnóstico rápido del estado de salud del animal. Dicho procedimiento es supervisado por personal del SAG.

En base a las acciones realizadas por el servicio, productores ganaderos asistentes a la feria, señalaron “es bueno que el SAG fiscalice en esta feria, se ordenan los movimientos de nuestros animales, uno puede saber de quién es realmente el animal que está comprando y su condición sanitaria. Cuando vamos a otras ferias, no vemos que esto se esté haciendo, nos gustaría que fuera igual en todas, para que se nos de seguridad de lo que estamos comprando”.

Con estas herramientas preventivas y de control, el Servicio respalda la condición sanitaria de nuestra ganadería, y en caso de detectar algún inconveniente, poder establecer rápidas acciones correctivas en beneficio de la comunidad, sean ganaderos o los mismos consumidores finales.