Lobesia Botrana

SAG O’Higgins comienza distribución de 8,5 millones de emisores de feromonas para el control de Lobesia Botrana

Con rapidez actúan los equipos del Servicio Agrícola y Ganadero de la Región de O’Higgins para la distribución de más de 8,5 millones de emisores de feromonas, conocidas como la técnica de la confusión sexual, para el control de la plaga Lobesia botrana (Lb) en los campos de la región.

SAG O’Higgins comienza distribución de 8,5 millones de emisores de feromonas para el control de Lobesia Botrana“Estamos muy contentos, pues hemos comenzado el proceso de entrega de los emisores de confusión sexual para el control de la plaga Lobesia botrana en la región. Este año entregaremos más de 8,5 millones de emisores para cubrir 18 mil hectáreas que, junto al aporte de los productores,  permitirá cubrir más  de 51 mil hectáreas de uva de mesa, vid vinífera, arándanos y ciruelos”, sostuvo Luis Rodríguez, director regional del Servicio Agrícola y Ganadero.

El requisito para los beneficiarios y beneficiarias, cuyo listado está disponible en el sitio web del SAG, es contar con su plan operacional de trabajo firmado y aprobado. Este plan establece el compromiso de productores y productoras respecto a implementar medidas de control y cuarentena para la plaga Lobesia botrana en sus predios.

Marcela Idalsoaga, coordinadora regional del programa nacional de Lb, indicó que “como Servicio nos compete realizar la distribución, capacitación y fiscalización de las labores de instalación de los emisores de confusión sexual en los predios, tarea que debe ser ejecutada por el personal del que dispongan los productores beneficiados”.

Predios priorizados e instalación

El plazo máximo que dispuso el SAG para la instalación de todos los emisores es el 15 de septiembre de este año. El Servicio supervisará el trabajo que se desarrollará en los predios y fiscalizará el cumplimiento de los Planes Operacionales de trabajo.

Cabe destacar que  estos emisores son específicos para la plaga Lobesia botana y funcionan como dispositivos que emiten la feromona de la hembra. Al inundar el ambiente de esta feromona, el macho de la especie no es capaz de encontrar a la hembra, no produciéndose la reproducción. “Es una de las técnicas que ha mostrado muy buenos resultados para el control de esta polilla, siendo una tecnología limpia, que no afecta a otras especies, que no contamina y que es específica para la plaga”, finalizó Luis Rodríguez, director regional del organismo.