Hospital de Marchigüe entregó recomendaciones para dejar de fumar

Hospital de Marchigüe entregó recomendaciones para dejar de fumar

El 18% de los fallecimientos producidos en nuestro país pueden ser atribuibles al consumo de tabaco, ya que 45 personas mueren al día de enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Se trata de cifras alarmantes que los hospitales dependientes del Servicio de Salud de O’Higgins, han tratado de revertir. Un gran ejemplo es el establecimiento de Marchigüe, el que ha desarrollado una serie de acciones preventivas y de promoción para evitar el consumo de cigarrillos en la población y dar a conocer las implicancias que tiene para la salud.

El kinesiólogo del Hospital de Marchigüe, Adolfo León, precisó que «en nuestro establecimiento efectuamos distintas instancias de promoción y prevención del consumo del tabaco. Si bien es cierto que algunas de estas acciones han disminuido, producto de la pandemia, hay otras que se han mantenido, como la consejería breve que se realiza en el hospital, así como también la educación integral. Hace poco se conmemoró el Dian Mundial sin Tabaco y creemos que es relevante recordar a nuestros usuarios los beneficios que tiene el dejar de fumar».

Con respecto a los beneficios de dejar el cigarrillo, el kinesiólogo puntualizó que «son muy amplios y todos tienen que ver con tener una mejor calidad de vida. Por ejemplo, el dejar de fumar nos entrega más energía, tenemos mayor capacidad pulmonar, tenemos menos riesgo de muerte precoz, incluso se aumenta la expectativa de vida».

Pero lo anterior no es lo único, pues existe también un tema social detrás. «En nuestro Hospital de Marchigüe hacemos un trabajo de prevención en disminuir los riesgos de tener cáncer oral, de piel, presentar patologías crónicas, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Todas ellas padecimientos relacionados con el tabaquismo. Lo que hacemos es captar pacientes fumadores, en diferentes estamentos y les entregamos esta información en materia de prevención y promoción. Tenemos pendientes también la realización de talleres con los usuarios que no se han podido llevar a cabo producto de la pandemia. Es importante destacar que tenemos 80 pacientes que fueron ingresados a los programas respiratorios con el objetivo de mejorar su vida. Dependiendo como esté el control de enfermedades van saliendo de estos programas. Nuestra finalidad es mantener el bienestar de nuestros usuarios y prevenir todas las enfermedades relacionadas con el tabaquismo».

Pablo Espinosa es usuario del Hospital de Marchigüe, se atiende por una Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC) y es oxígeno dependiente «le diría a la juventud, a los jóvenes que no fumen, porque se van a sentir muy cansados y tendrán diversas enfermedades. Yo empecé a fumar para imitar a mis amigos desde muy joven y hoy tengo que vivir con oxígeno debido al consumo de cigarrillo. El cigarro puede causar diversas enfermedades que yo ahora estoy viviendo. No fumen que es peligroso para la salud», culminó.