Proyecto de energía fotovoltaica en el sector norte de Rancagua genera preocupación de los vecinos por su posible impacto ambiental

Proyecto de energía fotovoltaica en el sector norte de Rancagua genera preocupación de los vecinos por su posible impacto ambiental

“Parque Fotovoltaico Ayla Solar” es la denominación del proyecto que actualmente se encuentra en etapa de calificación y que consiste en la instalación de 21.448 paneles solares, por una inversión de 12 millones de dólares y una vida útil de 30 años.

Proyecto  de energía  fotovoltaica en el sector norte de Rancagua genera preocupación de los vecinos por su posible impacto ambientalEstos antecedentes fueron presentados ante la comisión de medioambiente del Consejo Regional el pasado viernes 8 de enero, momento en el que el CORE German Arenas encendió las alertas. “Al enterarme de que no se había informado, ni tampoco consultado a las vecinas del sector en torno al proyecto, convoqué una reunión a dirigentes del sector norte para darles a conocer la situación y ellos tomaron la decisión de solicitar el proceso de participación ciudadana, a la que nos sumamos con mi equipo”, señalo la autoridad regional.

Este miércoles se formalizó la solicitud de participación a dos días de vencer el plazo, por lo cual los dirigentes también manifestaron su molestia ante la falta de información. ”Es importante que el dirigente esté en primer lugar para poder entregar la información”, comenta la secretaria de la Junta de Vecinos de Villa Don Mateo 4, Luciola Pérez, a lo que el presidente de dicha agrupación, Carlos Medina, agrega “Nos molesta porque nosotros somos los que informamos a la comunidad. Queremos que la empresa nos informe realmente de todas las consecuencias del proyecto y que los vecinos realicen todas las consultas necesarias”.

Otra de las dirigentes que participó de la solicitud fue la presidenta de Villa Don Mateo 1, María Isabel Villalobos, quien destaca la articulación entre las juntas de vecinos del sector. “Nosotros trabajamos entre la Mateo 1 y 4 y con la Villa el Sol. Si uno sabe algo, le informa al otro, porque siempre somos los dirigentes los últimos en enterarnos de los proyectos (en la comuna)”.

Sobre los eventuales efectos negativos del proyecto, Diego Rivera, vocero de Modatima Cachapoal (agrupación socioambiental) y hoy candidato a concejal por Rancagua, indica “en operaciones un parque fotovoltaico no emite ruidos, ni emisiones contaminantes y produce energía limpia. Sin embargo, puede generar cierta contaminación lumínica, interviene un suelo que puede tener otros fines o albergar ecosistemas de especial protección  y al estar dentro de la zona urbana tensiona el tipo de edificaciones alrededor, ya que se debe evitar la sombra sobre los paneles. Además, durante la etapa de construcción puede generar un estrés vial en una zona de alto tráfico vehicular, ruidos molesto y escombros”.