Lolol inauguracion sedes sociales

Vecinos y autoridades de Lolol inauguran sedes sociales

Con gran alegría dirigentes y vecinos de Lolol celebraron en las inauguraciones de las modernas sedes sociales de las villas Manuel Larraín y San Ricardo, obras financiadas a través del Programa de Mejoramiento Urbano y equipamiento comunal (PMU), que tiene como finalidad el colaborar en la generación de empleo y en el mejoramiento de la calidad de vida de la población más pobre del país.

El intendente de O’Higgins, Juan Ramón Godoy, sostuvo que “estamos junto a más de 140 familias que hoy a través de un proyecto de la Subdere, del Gobierno de la Presidenta, Michelle Bachelet, podemos estar entregando estas sedes que van a permitir concentrar la vida en comunidad”.

“Este es parte del compromiso que tenemos como Gobierno, de entregar espacios de calidad, que motiven la participación y que además sean en beneficio directo de las familias” enfatizó Godoy.

Por su parte, el alcalde de la comuna, Marco Marín, se mostró agradecido de los proyectos inaugurados, puesto que “este era un sueño que tenía nuestra comunidad y hoy se está cumpliendo. Los vecinos creían que se iban a demorar mucho en la construcción, pero ahora que las tenemos van a poder practicar la democracia en todos sus niveles”.

Uno de los proyectos benefició al Comité de Agua Potable Rural de la Villa Manuel Larraín, la que tuvo un costo de 50 millones de pesos, y cuenta con un salón principal, cocina, bodega, baños con duchas y un espacio que se puede ocupar como oficina.

Mientras que el otro proyecto inaugurado fue la sede social de la Junta de Vecinos de la Villa San Ricardo, en Nilahue Alto, que tuvo una inversión cercana a los 45 millones de pesos, y que ofrecerá a los vecinos los mismos espacios comunes que la sede del otro sector de la comuna.

El presidente del Comité de Agua Potable Rural de villa Manuel Larrain, Francisco Galaz, comentó que como agrupación tenían el anhelo de tener una sede desde hace muchos años, ya que “necesitábamos construir algo y pudimos postular sin ningún problema. Andábamos como bandidos errantes porque teníamos un poco de cosas en mi casa, otras donde el operador y el resto donde los vecinos. O sea ahora podremos tener todo acá y hacer nuestras reuniones sin tener que andar consiguiéndonos colegios. Estoy muy agradecido”.