Rancagüino en Mozambique

Rancagüino en Mozambique: la ayuda social en medio de la emergencia

El pasado sábado 23 de enero, la población de Mozambique sufrió con la llegada del Ciclón Eloise, una tormenta tropical que afectó a cerca de 270 mil personas y que generó que estas tuvieran que trasladarse a distintos asentamientos. Una historia repetida para el Sudeste africano, que ha vivido en más de una ocasión este tipo de catástrofes y que en 2019, con el Ciclón Idai, sufrió su peor momento histórico y un terrible saldo de más de 600 muertos.

Las deficiencias en infraestructura y servicios básicos que se generaron después del desastre natural de 2019 hicieron que la fundación chilena, Fútbol Más, iniciara un proyecto junto a Unicef, con la intención de realizar actividades sociodeportivas en la región y entregar herramientas de contención emocional a los niños y niñas afectadas. Sin embargo, el programa que estaba preparado para desarrollarse durante el transcurso de este año debió adelantarse con la llegada de una nueva tormenta, en busca de una solución más inmediata.

De esta forma Miguel y dos compañeros más armaron sus maletas desde Chile y emprendieron vuelo a un país del que poco conocían, pero en el que sabían la importancia de la intervención que debían realizar. Un trabajo de contención para la infancia y un proceso de distracción a los momentos de ocio que viven las comunidades en sus nuevos asentamientos día a día.

La experiencia en Mozambique

Miguel Cuevas Jara es parte de Fundación Fútbol Más desde el año 2015, siendo en una primera instancia Monitor Deportivo en la comunidad de Villa Esperanza de Codegua, para luego asumir la coordinación territorial del programa barrios en distintas comunas de la Región de O’Higgins. Luego de seis años promoviendo el bienestar en la infancia se encuentra en Mozambique para ayudar en la contención socioemocional bajo el contexto de emergencia.

“Al momento de recibir la invitación me sentí muy feliz por ser considerado para implementar un proyecto de tal envergadura. Al mismo tiempo con una gran responsabilidad y expectativas de ir a un país que no conocía, un idioma que no hablaba y una realidad que jamás había vivido. Ser parte de la reconstrucción psicosocial es un hito en mi vida”, mencionó Miguel después de vivir su primera experiencia en Mozambique.

Luego de casi dos días de escalas y vuelos bastante largos Miguel se instaló en el sudeste africano. Y pese a la diferencia horaria y el cansancio del viaje, se logró adaptar rápidamente al clima, la cultura y un idioma totalmente distinto al que estaban acostumbrados. El calor y la humedad del lugar se volvieron un detalle y comenzó a preparar su labor.

“El proceso de adaptación ha sido bastante rápido y bueno. Nos encontramos con gente muy alegre, que te saluda, aunque no te conozca. Las comunidades nos hacen sentir el cariño y tienen esa expectativa de saber qué es lo que nosotros podemos entregar tanto personal como profesionalmente”, comentó Cuevas.

El programa de Emergencia tendrá una duración de 3 semanas, en el que, a través de distintas intervenciones en la provincia de Sofala, buscará conseguir dos objetivos primordiales. El primero, impactar a cerca de 3 mil niños y niñas del sector; el segundo, armar los cimientos y establecer confianza con las comunidades, para desarrollar el programa de Fundación Fútbol Más a largo plazo en Mozambique, con intervenciones sociodeportivas en distintos puntos del país afectados por la catástrofe.

Las sesiones sociodeportivas ejecutadas por Miguel son una nueva experiencia de vida, donde la calidad humana, la alegría y sonrisas se hacen sentir en cada celebración de gol. “Cuando me toque volver a Chile llegaré con una mirada más amplia, precisar más los procesos de planificación y profundizar los aprendizajes significativos de la comunidad. Quiero ser un factor de cambio de manera permanente”.

Fútbol Más ya tuvo sus primeras sesiones en Guara-Guara el viernes 26 de febrero y esperan que el balón siga rodando al menos por seis meses más, que es el tiempo que debería durar el programa original.