Siete consejos para la contención socioemocional de niños y niñas en pandemia

Siete consejos para la contención socioemocional de niños y niñas en pandemia

Con el fin de conocer las experiencias de niños y niñas durante la pandemia, un estudio del Centro de Investigación Avanzada (CIAE) de la Universidad de Chile, realizado el 2020, arrojó que 1 de cada 5 niños y niñas presentan síntomas internalizantes, de depresión o ansiedad. Esta cifra refleja la necesidad de buscar estrategias para la contención emocional en la niñez y hacernos cargo como sociedad del cuidado de su salud mental.

La falta de actividad física, exceso en el uso de pantallas y el confinamiento parcial o absoluto que vive un 94% de la Región de O’Higgins, son antecedentes que están afectando el bienestar emocional al interior de cada una de esas familias.

Si bien los adultos y adultas cargan con un gran peso emocional al combatir con el encierro, el panorama para niños, niñas y jóvenes suele ser similar, sobre todo al considerar que por segundo año consecutivo se ha visto alterada una rutina social y escolar a la que estaban acostumbrados, lo que se puede evidenciar muchas veces en situaciones de estrés y alteraciones emocionales.

Por lo que, desde la llegada de las cuarentenas, se ha vuelto más frecuente en los niños y niñas los llantos recurrentes, vaivenes de emociones y/o frustraciones al momento de tener algún problema. Y como el rol de los cuidadores es fundamental en este ámbito, desde Fundación Futbol Más, organización que desde el 2014 y gracias al apoyo de Agrosuper, Milo y ANASAC han enfocado sus trabajos en la contención socioemocional de los niños y niñas de la Región de O’Higgins, entregan siete recomendaciones para mejorar la comunicación y las dinámicas al interior del hogar: 

  • Genera espacios de conversación donde la infancia pueda expresar sus emociones. Pregúntales cómo se sienten con el contexto actual, cuáles son sus actividades favoritas en pandemia o qué es lo que más extrañan hacer.
  • Participa de sus actividades para conocer sus intereses. Puedes utilizar el juego para ayudarles a identificar sus emociones.
  • Date tiempo para observar sus reacciones, comportamiento y vocabulario, seguramente existirán modificaciones en su actuar.
  • Intenciona rutinas básicas que aporten al aprendizaje colectivo o personal.
  • Entrega información necesaria sobre la pandemia, transmite tranquilidad y calma con mensajes positivos. Habla con la verdad, cuéntales qué está pasando y la importancia de cuidarse. Deja que ellos y ellas opinen.
  • Busca soluciones y genera compromisos que aporten a la prevención y respeto por los protocolos COVID. Da el ejemplo cumpliendo las medidas sanitarias.
  • Aléjalos de mensajes negativos o violentos que pueden generarse dentro del hogar, medios de comunicación o redes sociales.

 

“Conversar sobre nuestras emociones y aprender a reconocerlas son clave para las relaciones dentro del hogar. Desde Fundación Fútbol Más recomendamos utilizar juegos para hablar sobre estas temáticas donde los niños y niñas puedan distraerse y disfrutar. Además, darles valor a las emociones de los y las demás, aporta a la construcción de vínculos y empatía en el hogar”, mencionó Sandra Aravena, coordinadora de Fundación Fútbol Más en la Región de O’Higgins.

Contención emocional
En este contexto, ayudar a que los niños reconozcan sus emociones puede ser fundamental para sobrellevar sus sensaciones en períodos de confinamiento. Identificar sus emociones básicas como la alegría o la tristeza son parte del proceso de desarrollo de la infancia. Sin embargo, es la misma falta de educación emocional la que se presenta como una de las principales causas para erradicar los problemas de salud mental en distintos grupos etarios, lo que impacta directamente en ámbitos familiares, sociales y educacionales.

Para Constanza del Rosario, psicóloga, fundadora y directora de Fundación Relaciones Inteligentes -que promueve la salud mental, las relaciones positivas-no violentas y la educación sexual- es fundamental enseñar y hablar sobre las emociones. “La inteligencia emocional, como cualquier otra inteligencia, se puede educar. Y en este sentido, invertir en educación socioemocional es invertir en prevención primaria y secundaria de problemas de la salud metal”, comenta.

Dos fundaciones que, dentro de sus líneas de acción, trabajan en busca de mejorar la salud mental de una sociedad a través de la entrega de herramientas e incidencias en políticas públicas. En el caso de Fundación Fútbol Más, lo que busca es trabajar en conjunto con los agentes estratégicos de la Región de O’Higgins, autoridades, empresas líderes en su rubro y la sociedad civil. Su objetivo, poner siempre a la infancia y sus familias como prioridad ante la crisis sanitaria que se está viviendo en la actualidad.