Integra y Senadis trabajan para eliminar barreras para la inclusión educativa

Integra y Senadis trabajan para eliminar barreras para la inclusión educativa

Una amena jornada, en la que se pudo observar el destacado trabajo que las profesionales del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), realizan en los jardines de Integra, vivieron las principales autoridades de ambas instituciones, Alejandro Pérez y Patricia Pino, respectivamente.

El establecimiento escogido fue Arturo Prat de Peumo, uno de los 7 jardines infantiles que son parte del convenio suscrito por ambas instancias y cuyo objetivo es contribuir a la inclusión social y a la equiparación de oportunidades de niños y niñas con discapacidad y rezago del desarrollo menores de 6 años, que asisten a establecimientos de educación inicial administrados por integra.

En lo específico el convenio es una continuidad del trabajo que han realizado Senadis e Integra, enmarcado en la Ley N° 20.422, referida a la igualdad de oportunidades e inclusión social de personas en situación de discapacidad y rezago del desarrollo. Asimismo permite avanzar en la cultura inclusiva de las comunidades educativas, transformándose así en una oportunidad para todos los que participan en esta.

De esta forma dos profesionales del área de la salud y otra del área de la educación están trabajando en los establecimientos de Los Picapiedras y Codegua Centro de Codegua; Florillito Rancagua; Alerce de Santa Cruz; Bello Horizonte de Rengo; Los Molinitos de Marchigüe y Arturo Prat de Peumo, por un período de 10 meses hasta diciembre de este año.

En Integra se promueve una convivencia bientratante y para ello existe un compromiso con una educación que asegure el acceso, la participación y el aprendizaje de todos los niños y niñas, por lo que es esencial promover el respeto y la valoración de la diversidad entre las personas sin ningún tipo de exclusión.

De acuerdo a la directora regional de Integra: “las prácticas pedagógicas deben abordar y gestionar las necesidades educativas especiales y los talentos individuales de todos los niños y niñas que participan del proceso. Se trata en definitiva de vivir positivamente las diferencias, y de generar oportunidades educativas inclusivas desde esa diversidad, aportando significativamente a la igualdad de oportunidades y una convivencia social de calidad en la educación inicial”.

Para el director de Senadis en tanto, es de vital importancia el compromiso de la comunidad: “resulta especialmente motivante que todo el jardín Arturo Prat esté en conocimiento del convenio y no solo los niveles en que existe un trabajo específico con algunos niños y niñas, eso es una oportunidad que permite  impactar en la calidad educativa y favorecer una sociedad más inclusiva”, precisó Pérez.