Red IES Sexta y Vertebral abordan desafíos en materia educacional post pandemia

Red IES Sexta y Vertebral abordan desafíos en materia educacional post pandemia

Con el objetivo de analizar las implicancias que en materia educacional ha ocasionado la pandemia sanitaria y, a la vez, definir los principales objetivos para el sistema de educación nacional post Covid-19, la Red IES Sexta y el Consejo de Rectores de Vertebral organizaron el 1 de septiembre el Webinar “Educación superior post pandemia”.

En la ocasión expusieron José Joaquín Brunner, investigador y académico del Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE) de la Universidad Diego Portales y director de la Unidad de Estudios de Vertebral; Alejandra Silva, coordinadora del Sistema de Universidades Estatales; Manuel Olmos, rector del IP-CFT Santo Tomás Rancagua y presidente de IES Sexta; y Felipe Muñoz, seremi de Educación de la Región de O’Higgins. Como moderador de la instancia ofició el director ejecutivo de Vertebral, Leopoldo Ramírez.

Fue la autoridad de gobierno la primera en exponer, planteando de comienzo que “estamos enfrentando una pandemia que ha puesto de manifiesto una serie de desafíos para la educación”, dijo, para luego graficar este impacto en la educación secundaria: “La escolaridad ajustada según aprendizaje podría caer en Chile de 9,6 años a 8,3. Es decir, podría haber un retroceso de 1,3 años”, apuntó.

Asimismo, respecto a los desafíos para la educación superior, Muñoz precisó que se debe avanzar en la “digitalización creciente de la economía y la sociedad, incorporación de la tecnología como herramienta para lograr una educación más inclusiva, se debe apuntar a la internacionalización y analizar el impacto de la investigación en el desarrollo del país, y pensar nuevas formas de evaluar aprendizajes” en contextos más tecnologizados, enfatizó.

Por su parte, rector del IP-CFT Santo Tomás Rancagua y presidente de IES Sexta -entidad que agrupa a los planteles de educación superior presentes en la Región de O’Higgins-, Manuel Olmos, llevó su ponencia a los desafíos que debieron afrontar los planteles para responder a las exigencias durante la pandemia.

“Se entregaron contenidos académicos a través de plataformas en los casos en que no era especialmente necesaria la presencialidad. También hubo que adaptar y flexibilizar nuestra planificación, hubo que disminuir los aforos para dar cumplimiento a talleres y actividades prácticas y en una situación no menor, hubo que contratar y capacitar docentes e instructores”, dijo.

También hizo hincapié en que se debe avanzar en el acceso de la conectividad para “entregar educación de calidad, lo que contribuye a la igualdad de condiciones, sobre todo en sectores rurales”.

Efectos financieros

En tanto, Alejandra Silva, coordinadora del Sistema de Universidades Estatales, se refirió puntualmente en los efectos financieros que la pandemia supuso para las Universidades Estatales, las que a juicio de la experta “son especialmente sensibles a las dificultades que enfrentan sus estudiantes, quienes son ciudadanos con derecho a educación gratuita y de la mejor calidad”, dijo, a la vez de asegurar que en el futuro inmediato se debe generar “una política de Estado que asegure la sustentabilidad de las Universidades Estatales”, enfatizando en que se debe crear “un plan de recuperación de la matrícula” para las instituciones dependientes del Estado, a la vez de “fortalecer los instrumentos de financiamiento” como la gratuidad y fondos basales.

Finalmente, José Joaquín Brunner, investigador y académico del Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE) de la Universidad Diego Portales y director de la Unidad de Estudios de Vertebral, hizo un repaso de la crisis educacional en el mundo a raíz de la pandemia, lo que a juicio del experto se traduce en un “remezón en términos del manejo curricular. Se ha debido revisar la docencia, las formas de trabajos, las jornadas, el uso de las plataformas tecnológicas y las conexiones, además de compatibilizar las finalidades del currículo con la formación de competencias o por proyectos. Son problemas comunes en el mundo y han sido enfrentados de manera similar: un sistema de docencia de emergencia, que fue algo impuesto por las circunstancias”, explicó.

Hacia el futuro, Brunner plantea que resultará clave “buscar dónde y cómo encontrar recursos de todo tipo, recursos financieros para las Instituciones de Educación Superior (IES) y cómo usarlos con el máximo de eficiencia. Chile es uno de los países que más gasta en educación superior en el mundo. Preocuparse de cómo usar cada unidad de dinero para ser destinado en innovación, docencia, vinculación con el medio, será fundamental. Post pandemia será determinante saber usar con máxima eficiencia los recursos disponibles”, sentenció.