UOH avanza en diseño del Proyecto Académico para el Centro de Formación Técnica estatal en la región

UOH avanza en diseño del Proyecto Académico para el Centro de Formación Técnica estatal en la región

Por una nueva solicitud del Ministerio de Educación (Mineduc), la Universidad de O’Higgins será la encargada de diseñar la propuesta para el Proyecto Académico del futuro Centro de Formación Técnica (CFT) estatal, que se instalará en la comuna de San Vicente de Tagua Tagua. Previamente, se le había encargado un estudio técnico de prefactibilidad para resolver el lugar de emplazamiento y su pertinencia.

Para este nuevo desafío, la casa de estudios designó al académico del Instituto de Ciencias Sociales, Dr. Carlos Pérez, como responsable del proyecto, y el resto del equipo quedó conformado por Álvaro Astudillo (director alterno), Marcelo Catejo (gestión comunitaria), María Cristina Hernández (trabajo en terreno); y Carla Morales (asistente y secretaria), contando además con la colaboración de Manuel Canales, investigador de amplia trayectoria y conocimiento de la realidad regional, y Daniel González, de la Municipalidad de San Vicente de Tagua Tagua. A través de este equipo, la UOH estudiará y fundamentará técnicamente propuestas formativas, opciones organizacionales, sugerencias de vinculación con el medio y planes de desarrollo institucional para apoyar y facilitar el trabajo del futuro rector o rectora del CFT y su equipo, para lo cual ha venido sosteniendo diversos encuentros con varios actores relevantes de la intercomuna.

La creación de este CFT estatal tiene como principal objetivo el de contribuir al desarrollo material y social sostenido, sustentable y equitativo de la Región de O’Higgins, colaborando con el fomento de la competitividad y productividad de ésta; y contribuyendo a la diversificación de la matriz productiva, no sólo de esta zona, sino del país, favoreciendo la industrialización y agregación de valor.

Al respecto, el Dr. Carlos Pérez, sostuvo que “los Centros de Formación Técnica juegan un rol muy importante: hay una carencia reconocida de este tipo de formación por parte de distintas instituciones, que declaran que se requiere formación técnica especializada, además de ser un tipo de formación mucho más flexible y articulada con el actual ejercicio profesional, permitiendo a los trabajadores, por ejemplo, combinar sus labores con tiempos parciales de estudio, o reconocer su experiencia profesional en la propuesta formativa a realizar. Creemos que hay espacio para innovar en la formulación de un proyecto académico ambicioso para este CFT, que esté de un comienzo muy articulado además con la Universidad de O’Higgins”.

San Vicente de Tagua Tagua

El hecho de que el próximo CFT estatal en la Región de O’Higgins se ubique en San Vicente de Tagua Tagua, responde a la necesidad de llegar a distintas localidades, sobre todo en las que no está presente la Universidad de O’Higgins.

En este sentido, Daniel González, representante de la municipalidad de dicha ciudad manifestó que “para San Vicente de Tagua Tagua y su municipio, la instalación del Centro de Formación Técnica de la Región de O’Higgins es una iniciativa de gran valor e importancia, por lo que significa contar con una institución de educación superior, técnica profesional, y poder ofrecer las condiciones a los distintos jóvenes que va a recibir este CFT. No sólo constituye una tremenda oportunidad de desarrollo para la comuna, sino también un desafío de coordinación para brindar las mejores condiciones para esta instalación”.

Asimismo, el Dr. Manuel Canales, investigador de la UOH e integrante de la comisión del proyecto académico del CFT, aseguró que “San Vicente está en un buen momento de desarrollo, el que se ve expresado en la construcción de agro parques, el auge de la paleontología, el CFT, el nuevo hospital y el gimnasio. En el contexto de creación del CFT, me parece un gran desafío pensar un modelo formativo de técnico superior en saberes agrarios o en general de prácticas silvoagropecuarias y desarrollo rural para esta zona; cómo ofrecemos un modo nuevo para la agricultura sustentable, que viene a ser la nueva revolución agraria. Conozco de esto en la Escuela de Zúñiga, donde estamos desarrollando la experiencia de los agro parques, en que volvemos a reencontrarnos con el trabajo agrario desde una perspectiva alimentaria, ecológica, turística y todos los saberes que implica”.