Acompañando el final de la vida

Acompañando el final de la vida

De acuerdo a la definición de la OMS, el cuidado paliativo tiene el objeto de mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias cuando están enfrentando situaciones de riesgo de vida. Su propósito es ayudar a las personas con una enfermedad grave a sentirse mejor, además de que previenen o tratan los síntomas y efectos secundarios de la enfermedad.

Con los cuidados paliativos, también se tratan problemas emocionales, sociales, prácticos y espirituales que la enfermedad plantea. Cuando las personas se sienten mejor en estas áreas tienen una mejor calidad de vida. Para abordar lo anterior, llegó hasta el Hospital de Peumo, la Dra. Anna Küller, médico paliativista del Hospital Barros Luco, quien entregó sus conocimientos a los profesionales del establecimiento, en torno a los cuidados paliativos, en una instancia organizada por el propio recinto de salud en conjunto con el laboratorio Grünenthal.

En la jornada, donde también participaron profesionales del Hospital de San Vicente, se destacó que “en el Hospital de Peumo tenemos un programa denominado de Alivio al dolor. Esta charla nos sirve como médicos para saber, fortalecer, actualizar conocimientos y dar un mejor manejo analgésico a los pacientes con enfermedades complejas. Abordamos los distintos ámbitos en relación al alivio al dolor. Se trata de un manejo multidisciplinario e integral que se debe entregar nuestros pacientes”, relevó la Dra. Ximena Oliveros, médico del hospital peumino.

Cabe destacar que los cuidados paliativos pueden brindarse al mismo tiempo que los tratamientos destinados para curar o tratar la enfermedad. Los cuidados paliativos se pueden dar cuando se diagnostica la enfermedad, durante todo el tratamiento, durante el seguimiento y al final de la vida.